PROSTATITIS


DEFINICIÓN:

El término prostatitis comprende un amplio espectro de síntomas inespecíficos del tracto genitourinario inferior caracterizados fundamentalmente por dolor perineal o genital, síntomas miccionales como disuria o polaquiuria y disfunción sexual en sus diversas manifestaciones. Si a esta clínica ambigua le añadimos una prevalencia elevada, mecanismos fisiopatológicos parcialmente desconocidos, técnicas diagnósticas complejas y estrategias de tratamiento a menudo frustrantes, tendremos servida una problemática urológica de primera magnitud. Es por esta razón que comités de consenso internacional intentan definir cada vez con mayor precisión los límites de este síndrome, así como relacionar cada una de las entidades nosológicas presuntamente implicadas y expandir los criterios de inclusión a otras patologías, como por ejemplo la cistitis intersticial del varón o las disfunciones neuromusculares del suelo pélvico.

Patogenia

En la prostatitis aguda existe una verdadera infección parenquimatosa aguda de la glándula prostática, generalmente por uropatógenos habituales, que si se deja evolucionar sin tratamiento puede provocar una diseminación bacteriana, e incluso una sepsis de origen urinario o un absceso prostático que pongan en peligro la vida del paciente.

En cambio, en las prostatitis crónicas se han barajado diferentes hipótesis acerca de su etiopatogenia:

Teoría obstructiva: el origen del dolor y los síntomas irritativos u obstructivos estaría en una disfunción miccional por estenosis uretral, disinergia esfinteriana u obstrucción del cuello vesical

Teoría infecciosa: la abundante flora uretral normal, rica en microorganismos grampositivos (Staphylococcus epidermidis, Corynebacterium spp., Streptococcus spp., Streptococcus grupo D, etc.), bacterias gramnegativas (básicamente Enterobacteriaceae), Mycoplasma hominis, Ureaplasma urealyticum, Chlamydia trachomatis y hongos, origina problemas a la hora de discernir su auténtico papel patógeno cuando son aislados en los medios de cultivo.

Teoría autoinmune: los estímulos antigénicos, ya sea microbianos o por presencia de orina por reflujo, determinarían una respuesta del sistema inmunológico humoral y celular 18 así como el aumento de citocinas de respuesta inflamatoria como la interleucina 1b y el factor de necrosis tumora alfa

SINTOMATOLOGÍA:

Las manifestaciones clínicas más comunes de prostatitis aguda son:

Fiebre

Escalofríos

Disuria

Poliaquiuria

Urgencia

Dolor perineal, pélvico o bajo espalda.

Dificultad para la micción, puede llegar a la retención urinaria aguda.

Crecimiento prostático e hipersensibilidad de la glándula.

Manifestaciones clínicas bacteriana y puede llegar a sepsis.

La prostatitis aguda bacteriana esta perfectamente reconocida como una entidad en la cual la historia clínica y el examen físico son habitualmente suficientes para confirmar el diagnostico. El inicio puede ser brusco por los signos y síntomas de un paciente con enfermedad aguda del tracto urinario bajo . El tacto rectal forma parte importante del diagnostico . La próstata se puede encontrar muy sensible , caliente y reblandecida. No se debe aplicar presión sobre la glándula, tratando de evitar al máximo la cateterización transuretral ya que pudiera complicarse en ambos casos con manifestaciones clínicas de bacteremia

Diagnóstico

Exploración física

El tacto rectal sólo es significativo en la infección aguda, donde la próstata, aumentada de tamaño, es muy sensible a la palpación, con dolor y un vivo reflejo miccional siempre presentes. El simple tacto puede ocasionar la emisión por el meato uretral de un exudado purulento. Por el contrario, en las restantes situaciones el tacto es anodino y meramente orientador: aumento mínimo o moderado de tamaño o sensibilidad.

Ecografía

En las prostatitis aparecen distintos signos ecográficos aunque, desgraciadamente, no son exclusivos de ellas y, por ende, no atribuibles a cada tipo de prostatitis; incluso no son suficientes, por sí solos, para establecer el diagnóstico de la enfermedad. Los cambios ecográficos observados son: aumento de tamaño de la próstata, asimetría de los lóbulos prostáticos, incremento del diámetro de los plexos venosos periprostáticos, nódulos hiperecogénicos en la próstata externa, evidencia de litiasis intraprostática, presencia de halos hipoecoicos periuretrales o calcificaciones entre la zona transicional y la cápsula

Tratamiento

La prostatitis aguda es un cuadro infectivo grave que exige un inmediato tratamiento antimicrobiano una vez recogida para cultivo la orina y, si lo hay, un exudado uretral (que debe fluir espontáneamente). Es preferible un antibiótico bactericida, adecuado para gramnegativos, con altas concentraciones en suero, buena difusión tisular y administrable inicialmente por vía parenteral.

Resumen realizado por:

Dra Liseth Hernández

Médico General

Fuente:

Jiménez-Cruz, J. Broseta-Rico, E. Clasificación, etiología, diagnóstico y tratamiento de las prostatitis. Otros tipos de prostatitis. Enferm Infecc Microbiol Clin 2005;23 Supl 4:47-56

Vela, R. González, C. García, J. Manzarbeitia, G. Soriano. F. PROSTATITIS CRÓNICA: UNA REVISIÓN CRÍTICA DE SU ACTUAL DEFINICIÓN NOSOLÓGICA, CLASIFICACIÓN Y POTENCIAL CARCINOGÉNESIS. Arch. Esp. Urol., 60, 6 (617-623), 2007


Escrito por: Dra. Liseth Hernández Imbacuan

¿Cómo se siente hoy?

Md. Arely Berenice Gomez Narváez a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores