FIEBRE REUMATICA


FIEBRE REUMÁTICA
*CONCEPTO: La fiebre reumática es una enfermedad inflamatoria que se puede contraer como una complicación de una faringitis estreptocócica o fiebre escarlatina que no fueron tratadas adecuadamente.
La fiebre reumática es más frecuente en niños de 5 a 15 años, si bien los adultos y niños menores pueden contraerla. La fiebre reumática puede causar daño cardíaco permanente, incluidos el daño en las válvulas cardíacas y la insuficiencia cardíaca. Los tratamientos pueden reducir el daño causado por la inflamación, aliviar el dolor y los otros síntomas y prevenir la reaparición de la fiebre reumática.
*CAUSAS:  La fiebre reumática puede ocurrir después de una infección en la garganta con una bacteria del estreptococo del grupo A. Las infecciones en la garganta con estreptococo del grupo A producen faringitis estreptocócica, o menos frecuentemente, fiebre escarlatina. Las infecciones en la piel o en otras partes del cuerpo con el estreptococo del grupo A, en raras ocasiones pueden provocar fiebre reumática.
La relación entre las infecciones estreptocócicas y la fiebre reumática no está clara, pero parece ser que la bacteria engaña al sistema inmunitario. Los estreptococos contienen una proteína similar a la que se encuentra en ciertos tejidos del cuerpo. Entonces, las células del sistema inmunitario que normalmente atacan la bacteria pueden tratar a los propios tejidos del cuerpo como si fueran agentes infecciosos, especialmente los tejidos del corazón, las articulaciones, la piel y el sistema nervioso central. Esta reacción del sistema inmunitario termina en una inflamación.
Si el niño recibe rápidamente tratamiento con antibióticos para eliminar los estreptococos y toma toda la medicación según las indicaciones, existen pocas posibilidades de contraer fiebre reumática. Si el niño tiene uno o más episodios de faringitis estreptocócica o fiebre escarlatina que no son tratados o no son tratados completamente, puede contraer fiebre reumática.
*Factores de riesgo: Otros factores que pueden aumentar el riesgo de fiebre reumática son:
Los antecedentes familiares. Algunas personas tienen un gen o genes que hacen que tengan más posibilidades de contraer fiebre reumática.
El tipo de bacteria estreptocócica. Ciertas cepas de estreptococos tienen mayores probabilidades de causar fiebre reumática que otras.
Factores del entorno. Un riesgo mayor de fiebre reumática se relaciona con superpoblación, malas condiciones de higiene y otras afecciones que pueden producir la rápida transmisión de los estreptococos o estar muy expuestos a estos.
* SINTOMAS: Los síntomas de la fiebre reumática varían. Puedes tener unos pocos síntomas o varios, y pueden cambiar en el transcurso de la enfermedad. La aparición de la fiebre reumática por lo general ocurre después de dos a cuatro semanas posteriores a una infección de garganta por estreptococos.
Los signos y síntomas de la fiebre reumática, que son el resultado de la inflamación del corazón, las articulaciones, la piel o el sistema nervioso central, pueden incluir: Fiebre, Dolor en las articulaciones, con el movimiento y la palpación, con mayor frecuencia en las rodillas, los tobillos, los codos y las muñecas
Dolor que se traslada de una articulación a otra, articulaciones enrojecidas, calientes al tacto o hinchadas
Bultos (nódulos) pequeños e indoloros debajo de la piel, dolor de pecho, soplo cardíaco, fatiga, erupción cutánea de aspecto plano o levemente elevado, indolora, con bordes irregulares (eritema marginado)
Movimientos corporales espasmódicos e incontrolables (corea de Sydenham, conocida como «baile de San Vito»), con mayor frecuencia en las manos, los pies y el rostro, arrebatos de comportamiento inusual, como llorar o reírse de manera inoportuna, que acompañan la corea de Sydenham.
*Tratamiento
Se sugiere que el individuo cumpla medidas generales, como el reposo en cama de 6-8 semanas, que por lo general es el tiempo que dura el brote reumático. Si la infección por el microorganismo aún persiste, se tienden a usar antibióticos específicos contra el estreptococo, como la Penicilina Procaínica vía intramuscular cada 24 horas por unos 10 días. En pacientes alérgicos a la penicilina se suele recomendar usar sulfametoxipiridacina a razón de 500 mg/día o bien eritromicina en dosis de 500 mg/día en caso de alergia medicamentosa a las sulfas. Para el manejo de la fiebre, dolor y los síntomas articulares se recomiendan los salicitatos. Los corticoides se indican para los casos más graves. Si existe la enfermedad de Corea, sedación.
Se recomienda el tratamiento profiláctico de por vida.



Escrito por: Dra Alexandra Vicente Rodríguez

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Liseth Hernández Imbacuan a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores