Cómo preparar a mi hijo para una Cirugía


Las enfermedades suelen llegar sin ser anunciadas y su llegada por lo general trae consigo múltiples preocupaciones y desestabilización de la vida familiar, si a esto le sumamos una intervención quirúrgica los temores tienen a crecer, y si el diagnóstico concierne a nuestro hijo/a o a un niño/a en la familia la tensión, ansiedad y miedo aumentan tanto para el niño como para toda la familia. No obstante, existe la oportunidad de reducir significativamente la ansiedad del niño y mejorar los resultados de la cirugía; resientes investigaciones han descubierto que es factible atenuar el posible efecto traumático que puede tener una cirugía a través de la psicoprofilaxis pre-quirúrgica que, si bien no es tan frecuente en niños, resulta muy necesaria para prevenir para enfermedades psicológicas como: terrores nocturnos, pesadillas, ataques de pánico, enuresis (hacerse pipi en la cama), fobias, etc., así como también para beneficiar una recuperación más rápida.


Pero ¿qué es la psicoprofilaxis pre-quirúrgica?, no es más que la preparación del niño antes a la cirugía, para ello es importante considerar aspectos como la edad del niño y el tipo de cirugía a la que será sometido. En niños pequeños es recomendable utilizar material didáctico como muñecos, peluches e instrumentos médicos de juguete para explicar la cirugía, en caso de adolescentes será necesario un lenguaje claro y una explicación en cierta medida detallada de la cirugía.


Para iniciar la preparación es importante hablar con el médico responsable antes que con el niño, este debe explicar claramente el procedimiento, debemos resolver nuestras propias dudas y reducir significativamente el miedo y la angustia ya que podemos transmitirla al niño. En el trabajo con niños pequeños podemos utilizar una historia y el juego para explicar el procedimiento, lo ideal es ocupar la posición de doctor y paciente pedir al niño opiniones a través de preguntas como: ¿De qué está enfermo Pepito? ¿cómo crees que se siente?, ¿de qué tiene miedo? Esto nos facilitará el conocimiento de las fantasías y temores del niño/a ante esa situación dada. Los principales miedos suelen centrarse en la separación de los padres, culpa (perciben la cirugía como castigo por portarse mal) el morir o dormir para siempre, su integridad corporal afectada con agujas o pinchazos y el dolor; en adolescentes por lo general el miedo principal radica en la anestesia y su efectividad así como en su integridad corporal, marcas o cicatrices.


El descubrir los temores nos ayudará a direccionar la intervención a las preocupaciones centrales, por ejemplo, al niño siente culpa, se le explicará a través del juego que no se ha portado mal y que la cirugía no es un castigo sino que busca resolver algo que está haciendo daño a su cuerpo. Es posible utilizar otros elementos proyectivos como el dibujo para la identificación de estos temores y fantasías.


Finalmente, es recomendable que el niño tome la posición del doctor y repita el procedimiento para estar seguros de que lo ha entendido; no hay que olvidar abarcar la preparación anterior al quirófano y el post-quirúrgico (el despertar del niño después de la operación) así como llevar sus juguetes o libros favoritos para distraerlo y animarlo. Si es factible antes de la cirugía se puede hacer que el niño conozca las instalaciones con el objetivo de hacer el lugar más familiar y menosangustioso.


Revisión bibliográfica realizada por:

Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica


Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Claudia Vanessa Gavilanez Morales a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores