Trastorno bipolar: cuidado de la familia durante los episodios.


La familia tiene un papel fundamental en la identificación precoz de los inicios de las recaídas para disminuir la gravedad de las mismas. Para ello deben estar atentos para intentar detectar los posibles cambios en el comportamiento de su familiar pero evitando caer en la hipervigilancia o la sobreprotección

.
Estos cambios en el comportamiento o actitud habitual que son precursores de los episodios y anuncian el inicio de la crisis se denominan pródromos. No son exactamente iguales en todos los afectados. Sin embargo, lo que sí es común es que estos pródromos afectan a los siguientes aspectos a los que los familiares deberán prestar una especial atención: nivel de actividad, estado de ánimo, irritabilidad, productividad verbal y horas de sueño. 


La identificación de estos pródromos muchas veces no es sencilla ya que muchas veces son cambios sutiles y muy diferentes en cada persona, por lo que requiere de un largo aprendizaje. En este aprendizaje juega un papel fundamental el trabajo de los profesionales a través de la psicoeducación con los afectados y las familias. 

A modo de orientación se citan algunos ejemplos de pródromos que pueden ayudarle a identificar los que habitualmente presenta su familia: 


Pródromos de la fase maníaca, hipomaníaca o mixta


o Está muy activo.
o Discute constantemente, se muestra menos tolerante, está más impaciente de lo habitual.
o No quiere tomar la medicación.
o Hace gastos excesivos e inhabituales.
o Está muy hablador, se muestra más extrovertido de lo habitual, interrumpe a los demás, cambia constantemente de tema de conversación.
o Tiene nuevos proyectos e intereses ambiciosos y diferentes de los habituales.
o Se despierta muy temprano, está activo por las noches, no tiene necesidad de dormir.
o Se muestra entusiasmado de manera intensa y constante.
o Se relaciona de manera diferente a la habitual: más extrovertido.
o Toma alcohol u otras drogas.
o Toma decisiones importantes de una forma impulsiva, sin consultar la opinión de segundas personas.


Pródromos de la fase depresiva.


o Descuida su higiene o aspecto físico.
o No tiene apetito.
o Duerme demasiadas horas, no puede dormir por las noches, se levanta muy tarde, tiene excesivo sueño a
lo largo del día
o Se muestra más irritable o inhibido.
o Está más aislado que de costumbre.
o Pérdida de intereses habituales, se muestra apático
o desmotivado.
o Verbaliza pensamientos de fracaso y de desesperanza.
o Está inquieto, preocupado.
o Toma demasiado alcohol o drogas.


Revisión bibliográfica realizada por:

Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Fuente: Bellido J., Sanz P., El cuidado y la promoción de la autonomía personal en el trastorno bipolar, 2013.


Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

Md. Michelle Ocampo Terreros a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores