Trastorno Bipolar


El trastorno bipolar o trastorno afectivo bipolar es un trastorno que afecta a los mecanismos que regulan el estado de ánimo provocando un aumento o descenso excesivo del mismo. Es una enfermedad episódica, es decir, se producen episodios muy diferenciados que alternan fases de excitación o estado de ánimo elevado (manía o hipomanía) con fases de intensa tristeza (depresión) o incluso se superponen dando lugar a una combinación de síntomas de ambas fases (episodio mixto).


Las características más importantes que debemos conocer para poder entender el trastorno y así ayudar a una persona con este diagnóstico son las siguientes:


1.-
Es un trastorno orgánico causado por alteraciones biológicas del cerebro.


2.- Es un trastorno crónico por lo que será fundamental, aunque sólo se haya presentado un episodio, considerar siempre una serie de precauciones para que no se repitan estos episodios.


3.- Requiere tratamiento biológico con medicamentos que regulan el funcionamiento de los neurotransmisores cerebrales durante temporadas muy largas, o de por vida en los casos en los que exista una tendencia a recaídas constantes.


4.- El diagnóstico se realiza por criterios clínicos: la existencia de un solo episodio maníaco es suficiente para diagnosticar un trastorno bipolar.


Tipos de trastorno bipolar


Según los episodios de exaltación sean “maníacos” o “hipomaníacos”, los trastornos bipolares pueden clasificarse en:


-Trastorno afectivo bipolar tipo I: se caracteriza por la presencia o historia de uno o más episodios de manía y de al menos un episodio depresivo mayor. También pueden darse episodios de hipomanía y mixtos.


-Trastorno afectivo bipolar tipo II: se caracteriza por la presencia o historia de uno o más episodios depresivos mayores y al menos un episodio hipomaníaco. En éste no se da ningún episodio maníaco ni mixto.


Pronóstico del trastorno bipolar


El diagnóstico precoz es el primer factor que condiciona el buen pronóstico de la persona que padece un trastorno bipolar. El diagnóstico tardío es lamentablemente bastante común y es una de las condiciones que más empeoran la evolución de la enfermedad, especialmente cuando aparece durante la adolescencia. En numerosas ocasiones el diagnóstico se dificulta porque los síntomas no son identificados como patológicos o son atribuidos a cambios del estado de ánimo relacionados con la situación vital de la persona.


Mayoritariamente, cuando la enfermedad está correctamente diagnosticada y tratada, el enfermo puede funcionar de manera adecuada en su vida cotidiana y puede mantener su trabajo, con un riesgo de recaída bastante bajo. Generalmente, la mayoría de los pacientes no presentan síntomas entre las fases. Sin embargo, cuando la patología no es diagnosticada ni tratada farmacológicamente, la enfermedad sigue su curso y empeora.


Los episodios aumentan en frecuencia y severidad provocando un deterioro notable en el funcionamiento de la persona en las diferentes áreas de su vida.


Revisión bibliográfica realizada por:
Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Fuente: Bellido J., Sanz P., El cuidado y la promoción de la autonomía personal en el trastorno bipolar, 2013.



Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Claudia Vanessa Gavilanez Morales a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores