Proceso de los primeros auxilios psicológicos: Estabilización


El tercer paso en el proceso de brindar primeros auxilios psicológicos es la estabilización.


El objetivo principal de esta es el de calmar y orientar a los sobrevivientes que se encuentren abrumados emocionalmente o desorientados.
Pasos generales para lograr la estabilización emocional de una persona:


-Respete la privacidad de la persona, es importante darle unos minutos antes de intervenir, es importarse hacerle conocer sobre su disponibilidad para ayudarlo cuando él o ella no necesite. Si la respuesta de la persona es negativa, dígale que volverá en unos minutos a verificar como esta y si hay algo que pueda hace en ese momento para ayudarle.


-Permanezca calmado, evite abrumar a la persona con preguntas que no son urgentes, muéstrese dispuesto y presente. Quédese cerca mientras habla con otros sobrevivientes o realiza otras tareas, de manera que esté disponible por si la persona necesita o desea recibir más ayuda.


-Ofrézcale su apoyo y ayúdelo a enfocarse en sentimientos, pensamientos y metas que sean específicos y manejables.


-De información que lo oriente acerca de su entorno, por ejemplo, como está organizado el lugar, que va a suceder y qué pasos debe considerar.


Para ayudar a los sobrevivientes a entender sus reacciones es necesario tomar ciertos puntos:


En los adultos: primero explicar que las emociones intensas, las experiencias impactantes tienden a desencadenar reacciones fuertes poniendo al cuerpo en estado de alerta, si llega a ser muy prolongado puede tener un gran impacto en la salud y la calidad de vida de la persona. Además con los adultos es necesario enfocarse en establecer y fortalecer la red de apoyo, además de actividades que ayuden a liberar tensión como el desgaste físico, acompañados de la respiración profunda y el relajamiento muscular.


En los niños y adolescentes: tener en cuenta la edad del niño al momento de explicarle los efectos de la ansiedad los posibles síntomas depresivos y la adaptación al cambio, y también de la importancia de pedir ayuda por ejemplo: “Después de que suceden cosas malas, tu cuerpo puede tener sentimientos fuertes que van y viene como las olas en el océano. Cuando te sientas muy mal, es un buen momento para hablar con tu mamá o papá para que te ayuden a calmarte.”


Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Fuente: National Child Traumatic Stress Network (Red Nacional para el Estrés Traumático Infantil), National Center for PTSD (Centro Nacional de TEPT), Primeros Auxilios Psicológicos, Guía de Operaciones Prácticas 2da edición, 2006


Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

Lic. Sebastián García Mendoza a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores