Técnica del enraizado o grounding


La técnica del “enraizado”, es una técnica que se basa en la respiración controlada y la reorientación de los estímulos que le producen ansiedad a la persona, su objetivo principal es la estabilización emocional de la persona.


Si la persona parece estar demasiado agitada, habla precipitadamente, parece estar perdiendo contacto con su entorno, se muestra desorientada o llora demasiado y desconsoladamente es necesario:


1. Pedirle al individuo que lo escuche y que lo mire, eso nos ayudara a reorientar su atención.


2. Preguntarle a la persona si sabe quién es, donde esta y que está sucediendo, eso nos ayudara a saber si es consciente de la situación y si está orientado en tiempo y espacio.


3. Pedirle que le describa lo que está a su alrededor y que le diga donde están ambos, usted y él.


Luego pasaremos a aplicar la técnica del “enraizado”:


Primero después de presentarnos y explicarle nuestra disposición a ayudarlo vamos a explicarle:


“Después de una experiencia tan terrible, a veces uno se encuentra abrumado con emociones o no puede dejar de pensar en lo que sucedió o de imaginárselo. Puede utilizar un método que se llama ‘enraizado’ para sentirse menos abrumado. El enraizado funciona porque logra que sus pensamientos se dirijan nuevamente hacia el mundo externo. Esto es lo que debe hacer...”


-Siéntese en una posición cómoda sin cruzar sus piernas o brazos. 
-Respire hacia adentro y hacia afuera lenta y profundamente.
-Mire a su alrededor y mencione cinco objetos que no le causan angustia. Por ejemplo, usted puede decir “veo el suelo, veo un zapato, veo una mesa, veo una silla, veo a una persona”.
-Respire hacia adentro y hacia afuera lenta y profundamente.
-Ahora, mencione cinco sonidos que puede escuchar que no le causan angustia.
Por ejemplo: “oigo a una mujer hablando, me oigo a mí mismo cuando respiro, oigo una puerta que se cierra, oigo a alguien escribiendo en el teclado, oigo un teléfono celular sonando”.
-Respire hacia adentro y hacia afuera lenta y profundamente.
-Ahora, mencione cinco cosas que puede sentir y que no le causan angustia. Por ejemplo: “puedo sentir el brazo de madera de esta silla con mis manos, puedo sentir los dedos de mis pies dentro de los zapatos, puedo sentir mi espalda haciendo presión en el espaldar de la silla, puedo sentir la cobija en mis manos, puedo sentir mis labios pegados el uno al otro”.
-Respire hacia adentro y hacia afuera lenta y profundamente. Puede pedirle a los niños que mencionen colores que pueden ver a su alrededor. Por ejemplo, pregúntele: “¿puedes mencionar cinco colores que ves desde donde estás sentado? ¿Puedes ver algo azul? ¿Puedes ver algo amarillo? ¿Puedes ver algo verde?”.


Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Fuente:Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid, Guía de primeros auxilios psicológicos para psicólogos, 2004



Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

Md. Janet Monserrat Rubio Rodríguez a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores