CONSUMO DE SUSTANCIAS CANNABIS


El cannabis es una droga que se extrae de la planta Cannabis sativa, cuya resina, hojas, tallos y flores se utilizan para elaborar diferentes tipos de drogas como la marihuana, el hachís y aceite de hachís.


Sus efectos sobre el cerebro son debidos principalmente a uno de sus principios activos, el Tetrahidrocannabinol o THC, que se encuentra en diferentes proporciones según el preparado utilizado:


• Marihuana: obtenida de la trituración de flores, hojas y tallos secos, posee una concentración de THC entre el 1 y el 5%.
• Hachís: elaborado a partir de la resina almacenada en las flores de la planta hembra, tiene una concentración de THC entre el 15 y el 50%.
• Aceite de hachís: resina de hachís disuelta y concentrada, con una concentración de THC entre el 25 y 50%.


Al consumirse fumado, sus efectos pueden sentirse casi inmediatamente y duran entre dos y tres horas. Por vía oral la absorción es más lenta y sus efectos aparecen entre la media hora y las dos horas, pudiendo durar hasta 6 horas.
El THC en la marihuana se absorbe rápidamente en los tejidos grasos de varios órganos del cuerpo, y llega rápidamente al cerebro, en donde se acumula y del que se elimina muy lentamente. En general, las pruebas de orina de rutina pueden detectar restos (metabolitos) del THC varios días después del consumo de la droga. Sin embargo, en el caso de los que fuman mucho, a veces los metabolitos del THC se pueden detectar hasta varias semanas después de haber dejado su consumo.
El consumo de cannabis afecta directamente en el sistema cannabinoide endógeno, que es un sistema propio de nuestro organismo que realiza funciones relacionadas con el comportamiento, el aprendizaje, la gratificación, la ingesta de comida, el dolor y las emociones, entre otros.


Cuando se consume cannabis, se activa este sistema endógeno de forma externa y artificial y se alteran muchas de las funciones que desarrolla. El sistema cannabinoide desempeña un papel fundamental en el área de la memoria y hace que, de forma natural, nos acordemos más de lo agradable que de lo desagradable, ayudando a eliminar aquellos recuerdos que produjeron un impacto negativo en nuestras emociones. Cuando se sobreactiva por el consumo de cannabis se olvida todo, y es más difícil recordar cualquier acontecimiento ocurrido.
Por otro lado, el sistema cannabinoide controla la atención y la percepción. También se encuentra implicado en la regulación de la actividad motora, lo que explica que el consumo de cannabis produzca una disminución del nivel de actividad y mayor dificultad en la coordinación de movimientos.


Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Fuente: Ministerio de Sanidad y Consumo, Gobierno de España, Hablemos de Drogas, 2007.




Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Claudia Vanessa Gavilanez Morales a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores