Causas de la infidelidad en la pareja.



La infidelidad representa una ruptura de un pacto tácito de exclusividad tanto afectiva como sexual, entre dos personas que libremente toman la decisión de compartir sus vidas en una relación de pareja, independientemente de si existió o no un compromiso legal. Las causas que pueden llevar a una persona a serle infiel a su pareja son muy diversas, las más frecuentes evidentes en los conflictos de pareja pueden ser:


El aburrimiento y el riesgo de la rutina: 


el aburrimiento hace referencia a la falta de motivaciones y de crecimiento personal que experimentan los miembros de una pareja, los días empiezan a ser monótonos sin planes a futuro que motiven a la pareja a seguir juntos. Al sentirse poco estimulados o aburridos de su pareja o de su relación, pueden buscar alguna relación por fuera de la misma para disminuir un poco la inercia o el aburrimiento de sus vidas. Este motivo suele darse fundamentalmente en personas que necesitan estímulos constantes y no logran encontrar o generar en su relación suficientes incentivos o nuevas motivaciones, lo que los lleva a buscarlos en otra relación. El problema de la rutina y lo cotidiano, hace que muchas personas que parecen tener todo resuelto: hijos, casa, trabajo, salud, etc., busquen nuevas emociones o intenten ponerle un poco de pasión y emoción a sus vidas. Ya que el acostumbramiento en algunos casos puede afectar el deseo, haciéndole sentir a estas personas una sensación de vacío, que en algunos casos intentan llenar poniéndole un poco de vértigo a sus vidas con alguna aventura sentimental.


La vanidad: 


la vanidad está relacionada a los rasgos narcisista, esta puede llevar a varias infidelidades con el objetivo de levantar y mantener el ego. Estas personas suelen estar muy pendientes de la imagen y la estética; y pueden simplemente obtener el placer en la seducción sin llegar en muchos casos a tener relaciones sexuales, ni infidelidades duraderas. Algunas personas miden su autoestima con relación a la cantidad de encuentros o conquistas que han logrado, por eso llevan la cuenta de los mismos y cuanto más alta sea esta mejor se sentirán. En general las personas muy vanidosas y narcisistas necesitan ser admirados y pueden buscar en las conquistas el reconocimiento de los otros, con esto sienten que logran aumentar su propia valía. Algunas personas vanidosas intentan causar envidia sobre otras, por el hecho de tener muchos amantes o puede que les guste mostrar sus conquistas cuando consideran que estas son atractivas.


Problemas de comunicación, comprensión y entendimiento: 


Los problemas de comunicación en la pareja pueden generar dificultades en el entendimiento y la comprensión, en algunos casos las mismas pueden ser motivos que los lleven a una situación de infidelidad. Estos problemas a veces se dejan pasar y no se habla de ellos, se los subestima o directamente se los niega, esto genera resentimientos o rencores que al principio de la relación pueden continuar sin mayores inconvenientes, pero el efecto acumulativo de estas diferencias puede distanciar a los miembros de la pareja. Si esto perdura y no hay una comunicación fluida, en donde se pueda hablar sobre lo que incomoda, comienza a haber un desencanto generalizado que se va reflejando en la pérdida de interés por el otro.


La soledad: 


Este sentimiento puede aparecer asociado con mucha tristeza, aislamiento y depresión en la gente. La soledad es en general un sentimiento muy mal tolerado por la mayoría de las personas. Infinidad de estudios e investigaciones muestran que contar con alguien suele ser uno de los mejores preventivos para la depresión, tener relaciones afectivas y confidentes permiten mejorar el estado de ánimo. Por eso en una pareja cuando alguno de los dos se siente solo, la relación puede llegar a estar deteriorada por la distancia entre ambos y agravada por la depresión de alguno de los dos o de ambos. Cuando una persona se siente sola dentro de una relación de pareja, la posibilidad de la ruptura o la infidelidad aumenta. En algunas ocasiones la gente encuentra en los brazos de una tercera persona lo que no encuentra con su pareja.


La falta de gratificación sexual: 


Este motivo no debe subestimarse en cuanto a los posibles motivos para una infidelidad. la falta de gratificación sexual es un motivo fundamentalmente masculino. Esto no quiere decir que no haya muchas mujeres que se sientan insatisfechas sexualmente con sus parejas, pero en general esto no suele convertirse en un motivo que gravite en una infidelidad, si los aspectos afectivos están cubiertos. En cambio en los varones, a pesar de que afectivamente estén bien en una relación, si no obtienen gratificación sexual pueden verse movidos a buscar fuera lo que no obtienen con su pareja.


Carencias afectivas: 


Cuando existe un distanciamiento afectivo, no hay reconocimiento por parte del otro o no se percibe a la pareja como alguien atractivo/a, lindo/a o interesa. La pareja también cumple la función de validar al otro, aumentar su autoestima y permitir cubrir las necesidades afectivas, si esto no se da la persona puede sentirse frustrada, insatisfecha y desvalorizada, lo que puede llevarla a buscar dicha validación y contención en otra persona.


Expectativas muy altas sobre la relación de pareja:


 Muchas personas que tienen ideales muy altos respecto de las relaciones de pareja, del matrimonio o del noviazgo, pueden sufrir fuertes decepciones ya que suelen existir diferencias importantes entre sus expectativas y la realidad. Si esta distancia entre lo que esperaban y lo que realmente tienen perdura y no hay un ajuste maduro entre lo esperado y la realidad, existe la posibilidad de que se salgan a buscar a ese hombre o mujer ideal que pueda cumplir con sus expectativas.


Situaciones estresantes y traumáticas: 


Es frecuente que parejas que están sometidas a grandes presiones o situaciones estresantes, puedan encontrar alivio en un tercero, si no lograron construir entre ellos un núcleo de contención, afecto y comunicación. Las dificultades laborales, económicas, problemas de salud, etc., pueden generar aislamiento y distancia entre ambos. También graves situaciones traumáticas que hacen vivir tristezas y dolores muy fuertes, como por ejemplo la muerte de un hijo, pueden hacer que alguno de los miembros de la pareja se aleje para buscar en otra persona no relacionada con el dolor vivido, un poco de sosiego y tranquilidad que le permita superar la tristeza. Las infidelidades y separaciones suelen potenciarse en parejas que se ven sometidas a este


Tipo de pérdidas graves.


Las presiones sociales: ligadas a las presiones sociales que califican como “ganador” al hombre que consigue muchas mujeres, esto le ayuda a lograr reconocimiento social en su ambiente.


Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Fuente: Camacho J., Fidelidad e Infidelidad en las Relaciones de Pareja Nuevas respuestas a viejos interrogantes, 2003.


Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Liseth Hernández Imbacuan a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores