Técnicas auditivas de estimulación prenatal


La música influye en el ser humano en aspectos físicos, mentales, emocionales y espirituales. El deleite de la música no se experimenta sólo a nivel psíquico; el corazón late aceleradamente, la respiración se hace más profunda, las manos se humedecen, sobrevienen escalofríos y alguna que otra vez los pies empiezan a marcar el compás de la música, revelando la existencia de una unidad psicofísica. Actualmente sabemos, que el feto vive en una matriz estimulante de sonido, vibración y movimiento. La voz de la madre es particularmente poderosa porque se transmite al útero a través de su propio cuerpo que alcanza al feto y es más fuerte que el de los sonidos. De allí que es importante motivar a la madre especialmente a que le cante a su bebé. El sonido le llega, a través de la columna vertebral de su madre, que constituye un puente vibrante entre la laringe y la pelvis. La voz del padre le llega al bebé, a través del tímpano de la madre, sigue el sistema óseo y el bebé la recibe como una modulación, recibe cadencia y el ritmo.


El bebé por nacer se irá relacionando con melodías que reconocerá dentro del útero y que una vez nacido lo calmarán remitiéndolo a ese estado placentero que vivió durante su gestación. El cuerpo de la futura mamá no es silencioso, hay una atmósfera sonora, allí tenemos los sonidos de la circulación de la sangre a través de la placenta, el ruido de los aparatos respiratorios y digestivos, etc. La estimulación prenatal con música permite a la futura mamá disminuir las tensiones y reducir sus miedos. Le enseña a relajarse, a establecer un contacto íntimo con el bebé en gestación, y ayuda a proyectarse en el tiempo, lo cual da confianza y seguridad. La experiencia nos dice que un alto porcentaje de los bebés que fueron estimulados en el embarazo son bebés mucho más alegres, menos llorones, se alimentan mejor, no tienen problemas para conciliar el sueño, son menos miedosos, más conectados y más seguros de sí mismos.


Los objetivos de las técnicas auditivas de estimulación prenatal son:


-Disfrutar de una conexión profunda con el bebé por nacer
-Reducir el nivel de ansiedad
-Estimular al bebé por nacer y transmitirle la sensación de un estado placentero
-Contribuir a la reducción del estrés perinatal, brindándole al recién nacido la posibilidad de conectarse a través de la audición con un ámbito sonoro ya conocido.


Las técnicas auditivas se pueden comenzar a poner en práctica desde la semana 14, es decir, al comienzo del segundo trimestre de embarazo, pues es en este momento cuando se termina de desarrollar el aparato auditivo del feto, que comenzará entonces a captar sonidos provenientes en su mayoría del cuerpo de la madre. Avanzando en las semanas 16, 17 y siguientes el niño comenzará a escuchar también sonidos del exterior.


Formas de Estimulación Auditiva:


Por la voz: la madre podrá cantarle canciones, leerle cuentos, hablarle al bebé. En esta etapa es importante la participación del padre y los otros miembros de la familia.


Por los sonidos: Se comienzan a exponer maracas, tamborcillos, sonajeros etc. Y si el ambiente lo permite utilizar los sonidos reales de la naturaleza: ríos, viento, lluvia, sonidos de las aves y de otros animales que sean del agrado de la madre.


Por la música: Música que sean agradables a la madre, con sonidos de la naturaleza o música clásica.


Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Fuente: Aguirre C., Psicoprofilaxis obstétrica y estimulación prenatal, 2012.


Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

Lic. Karen Juárez Mendoza a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores