EHS: LA COMUNICACIÓN NO VERBAL- LA MIRADA


La conducta, tanto verbal como no verbal, es el medio por el que la gente se comunica con los demás y constituyen ambas los elementos básicos de la habilidad social. La comunicación no verbal es inevitable en presencia de otras personas, un individuo puede no expresar nada verbalmente pero inevitablemente emitirá mensajes sobre sí mismo a los demás por medio de su expresión corporal. Los mensajes no verbales a menudo son también recibidos de forma no consciente, las personas nos formamos impresiones de los demás a partir de su forma de comportarse si muchas veces llegar a identificar específicamente qué es lo desagradable o irritante de la persona.


Las funciones de los mensajes no verbales tienen varias funciones, estos pueden reemplazar a las palabras como por ejemplo cuando ante un berrinche un padre hace que el niño se quede quieto solo con mirarlo firmemente. Además estos mensajes pueden repetir lo que se está diciendo, como cuando no despedimos, lo repetimos moviendo la mano. Otra función es la de enfatizar un mensaje verbal, especialmente de tipo emocional, como por ejemplo cuando nos enfadamos cruzamos los brazos y fruncimos el ceño como una forma de realzar nuestro enojo. Las señales no verbales también sirven como un regulador de las interacciones, en una conversación una persona señalara a la otra con un asentimiento de cabeza o con una mirada dando señal de que es su turno de seguir con la palabra. Esto raramente se hace de forma intencional, pero la expresión fácil o un movimiento de las manos pueden revelar los verdaderos sentimientos que pueden ser negados en el contenido verbal de un mensaje. En las diferentes investigaciones realizadas se han encontrado que las señales visuales son interpretadas de manera más fiable y precisa que las auditivas.


La mirada


La mirada es única en el sentido de que tiene doble función tanto como un canal (receptor), como una señal (emisor), la mirada significa atención al otro y se emplea para comunicarnos con él, se utiliza para abrir y cerrar los canales de comunicación y es especialmente importante para regular y manejar los turnos de palabra. La cantidad y tipo de mirada comunican actitudes interpersonales. Una intensa mirada fija indica sentimientos activos de una manera amistosa, hostil o temerosa, mientras que el desviar la mirada va unido a la timidez, sumisión o superioridad ocasional, la gente que tiende a mirar más es vista como más agradable, pero la forma extrema de mirada fija es vista como hostil y dominante. El mirar más intensifica la impresión de algunas emociones, como la ira, mientras que el mirar menos intensifica otras, como la vergüenza.


El hacer contacto ocular con otra persona es, normalmente, una señal de implicación, mientras que el desviar la mirada significa a menudo un deseo de querer evitar el contacto. Así, los vendedores callejeros intentan captar nuestra atención haciendo que les miremos a la cara, otro ejemplo seria al pedir que nos atienda un camarero muy ocupado, el hacer contacto visual crea mayor implicación entre las dos personas y es más probable que el camarero lo atienda.


Es importante señalar que existe un nivel de intimidad, cuidadosamente regulado, para cada interacción, el que se mantiene por medio del ajuste continuo de varias señales no verbales de intimidad como por ejemplo las miradas, las sonrisas, la distancia entre otras. Comunicamos y mantenemos distintos niveles de intimidad en encuentros diferentes, dependiendo de con quién estamos hablando, sobre qué tema y donde.


Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Fuente: Caballo V., Manual de evaluación y entrenamiento de habilidades sociales, 1993


Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

Dr. Pedro Gomez Proaño a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores