Entrenamiento en habilidades sociales: LA POSTURA CORPORAL


Varios estudios han reflejado la importancia que tiene el lenguaje corporal en la comunicación ya que esta nos aporta el 90 % de información que recibimos y que expresamos, esto refleja las actitudes y sentimientos propios y de los demás. La postura corporal aporta significado especial al mensaje que estamos transmitiendo, este muchas veces es inconsciente y está ligado a la cultura.


También tiene por función expresar empatía, las personas suelen imitar las posturas corporales de los demás por ejemplo dos amigas se sientan de la misma manera, la pierna derecha cruzada sobre la izquierda y las manos entrelazadas detrás de la cabeza, o bien una de ellas lo hace a la inversa, la pierna izquierda cruzada sobre la derecha, como si fuese una imagen reflejada en el espejo a este fenómeno se le denomina posturas congruentes. Este fenómeno es claramente observable, podemos identificarlos en personas que comparten un mismo punto de vista, al igual cuando personas discuten sus posturas son cerradas, cuando una persona va a cambiar de opinión es probable que reacomode su postura corporal.


De la misma forma en que las personas recurrimos a posturas congruentes para expresar acuerdo, también utilizamos las no congruentes para establecer distancias psicológicas. Esto se evidencia claramente cuando las personas son forzadas a sentarse demasiado juntas con personas desconocidas, estas suelen desplegar sus piernas y cruzar sus brazos sin darse cuenta, a manera de barreras.


Mehrabian señala que hay cuatro categorías posturales:


-Acercamiento: es una postura atenta, comunicada por una inclinación hacia delante del cuerpo.
-Retirada: es una postura negativa, de rechazo, comunicada retrocediendo, echándose hacia atrás o volviéndose hacia otro lado.
-Expansión: es una postura orgullosa, engreída, arrogante o de desprecio, expresada por la expansión del pecho, un tronco erecto o inclinado hacia atrás, cabeza erecta y hombros elevados.
-Contracción: es una postura depresiva, cabizbaja o abatida, comunicada por un tronco inclinado hacia delante, una cabeza hundida, hombros que cuelgan y un pecho hundido.


Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Fuente: Caballo V., Manual de evaluación y entrenamiento de habilidades sociales, 1993


Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

Lic. Sebastián García Mendoza a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores