¿Cómo actuar ante la toma de conocimiento de un caso de abuso sexual?


Ante el conocimiento de una agresión sexual cometida contra un niño es crucial adoptar una serie de medidas. Las siguientes preguntas orientan las decisiones a tomar.


1. ¿Cómo reaccionó el niño?
2. ¿Qué dice? ¿Qué calla? ¿Qué dicen sus silencios?
3. ¿De qué manera las acciones del adulto que lo acompaña influirán en la disposición que el niño tenga en el futuro para hablar acerca de lo sucedido en procesos judiciales, investigaciones y evaluaciones de salud o seguridad?


Escucha adecuada
Es igualmente crucial realizar una escucha adecuada: permanecer calmado, escuchar cuidadosamente y nunca culpar ni juzgar al niño. La información inicial revelada por la víctima ayudará a determinar la dirección a seguir. Se tendrán en cuenta varios aspectos.


1. ¿Hay una urgencia médica?
2. ¿Existe riesgo para la salud o la vida del niño?
3. ¿Se requiere asistencia psicológica inmediata?
4. ¿Es necesario implementar medidas de protección?


En todos los casos, se deben tomar recaudos para proteger al niño o la niña. Esa protección implica, entre otras medidas, procurar que reciba contención y atención inmediatas, y dar intervención a la Justicia. Los NNyA no deben ser interrogados bajo ninguna circunstancia. Sólo se debe procurar la información mínima sobre el hecho que permita determinar qué paso, cuándo, dónde y quién lo hizo.


Es importante asegurarle que no es su culpa y reforzar en él la idea de que fue muy valiente al atreverse a develar lo sucedido, ya que representa el inicio de su recuperación. Después de agradecerle por haberlo contado, garantizarle que se le proporcionará asistencia y protección. Inmediatamente, buscar ayuda.


Cuando sugerimos adoptar una actitud de escucha adecuada nos referimos a dejar que el chico se exprese espontáneamente sin interrumpirlo ni callarlo. En el contexto profesional es recomendable que médicos, psicólogos, docentes y trabajadores sociales registren los dichos textuales del niño. Si lo que dice no es suficiente para determinar la urgencia y gravedad del hecho, se deben realizar preguntas amplias acordes a su edad madurativa. Comenzar, por ejemplo, diciendo “cu entame qué pasó” y, después de escuchar su respuesta, continuar con frases del tipo “cuéntame más de eso”. Intentar, si es posible, conocer quién, qué, dónde y cuándo sucedió el hecho. Nunca se debe obligar al niño a hablar en el ámbito familiar frente al adulto sospechado, y mucho menos enfrentarlo con él.


Atención Inmediata


Si existe la necesidad de atención médica porque está en riesgo la salud o la vida del niño o la niña, es imprescindible dirigirse al centro de atención de salud más cercano para que le brinden la atención adecuada.


Paralelamente, es necesario poner en conocimiento al organismo local de protección de derechos de NNyA. Es el encargado de brindar asistencia inmediata y coordinar la intervención cuando haya que tomar medidas especiales de protección.
En cada jurisdicción existen líneas de atención telefónica que brindan información y asistencia, guían el inicio de la intervención y las medidas a tomar.


DENUNCIA


Los adultos que tienen a cargo la responsabilidad parental y quienes se desempeñan en organismos asistenciales, educativos y de salud del ámbito público o privado no solamente deben comunicar al organismo de niñez la situación de abuso para que puedan tomarse las medidas de protección necesarias, sino que además tienen la obligación legal de realizar la denuncia judicial


Revisión bibliográfica realizada por:
Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Fuente: Berlinerblau, V., (2016), Abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes: Una guía para tomar acciones y proteger sus derechos, Argentina, UNICEF.


Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

Md. Arely Berenice Gomez Narváez a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores