FUMADORES PASIVOS


Fumador Pasivo es quien sin fumar voluntariamente, aspira el humo del tabaco por tener que permanecer un tiempo en ambientes y lugares donde fuman otras personas. Más del 30% de las personas no fumadoras son fumadoras pasivas en el lugar de trabajo, y más del 15% en el hogar.


Se ha demostrado que las personas que no fuman, pero que respiran el aire contaminado por el tabaco (fumadores pasivos) también corren riesgos. Inhalar el aire contaminado por el humo del tabaco incrementa el riesgo de padecer las mismas enfermedades de corazón y de pulmón que los fumadores. Además, si padecen problemas alérgicos, asmáticos o cardiovasculares, pueden ver agravada su sintomatología. Estos riesgos son especialmente significativos en el caso de las mujeres embarazadas y los niños.


Durante el embarazo existe un riesgo superior de aborto espontáneo, de nacimiento prematuro o de bajo peso al nacer. En los niños, la exposición al humo del tabaco aumenta el riesgo de muerte súbita del lactante y se incrementa el riesgo de infecciones respiratorias, asma, neumonía y otitis. También se ha demostrado un empeoramiento de los niños asmáticos expuestos al humo del tabaco.


Se ha calculado que una persona que permanezca 5 horas al día en una habitación de 30 metros cuadrados, en la que se fumen 2 cigarrillos cada hora, y en la que se renueve el aire una vez cada hora, inhala el equivalente a un cigarrillo.
Se ha calculado que los niños cuyos padres son fumadores pueden inhalar al año una cantidad de humo semejante al consumo de 30, 50, u 80 cigarrillos, dependiendo si solo fuma el padre, la madre o ambos, respectivamente.




Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

Md. Arely Berenice Gomez Narváez a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores