Actitudes y conducta humana


La relación entre actitudes y conducta es complicada, los psicólogos han tratado de predecir la conducta de los individuos a partir de sus actitudes y han llegado a la conclusión de que muchas veces no se cumple: "Así pienso, así actúo" Muchas veces las personas no actuamos de acuerdo con nuestra actitud. Variables como la fuerza de la actitud, lo destacado de esa actitud en una situación social, la percepción subjetiva de cómo espera la gente que la persona se comporte, etcétera ayudan a determinar si una persona actuará o no de acuerdo con su actitud y a explicar el por qué. Los rasgos de personalidad también son muy importantes, algunas personas adecúan sus acciones a sus actitudes de forma consistente, mientras que otros tienden a invalidar sus actitudes para comportarse de forma socialmente aceptada en una situación determinada.


Prejuicio y discriminación: Estos dos términos, que a veces se usan de manera indistinta, se refieren a dos conceptos diferentes:
El prejuicio (una actitud) es una opinión intolerante, desfavorable y rígida de un grupo de personas. La gente tiene prejuicios cuando asume que todos los miembros de cierto grupo comparten ciertas cualidades negativas, cuando es incapaz de ver a los miembros de ese grupo como individuos y cuando ignora información que refuta sus creencias. Es una actitud que puede observarse en todos los ámbitos y actividades de la sociedad, en cualquier grupo social y en cualquier grupo de edad, e implica una forma de pensar íntimamente relacionada con comportamientos o actitudes de discriminación. Ejemplos: xenofobia, sexismo.
Frecuentemente están basados en estereotipos, concepto que hace referencia a la imagen, idea o representación mental simple y rígida que un grupo social tiene de otro colectivo o grupo. Se trata de opiniones generalizadas y no contrastadas que se basan en ideas preconcebidas que distorsionan la realidad porque seleccionan o hacen énfasis en unos atributos en detrimento de otros. A partir de unos pocos rasgos, nos hacemos una idea de los individuos y establecemos unas expectativas de comportamiento. Ejemplos de estereotipos: las feministas son feas, los hombres no tienen sensibilidad.


La discriminación (una conducta) es un acto o una serie de actos que niegan oportunidades y estima social a todo un grupo de personas o a miembros individuales de ese grupo. Discriminar es tratar a una clase entera de personas como si no fueran iguales.



Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

Md. Michelle Ocampo Terreros a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores