Factores negativos que dificultan la adaptación de los hijos.


FACTORES NEGATIVOS QUE DIFICULTAN LA ADAPTACIÓN DE LOS NIÑOS Y NIÑAS ANTE LA SEPARACIÓN DEL PADRE Y DE LA MADRE.


-La situación más negativa con la que se pueden encontrar los niños y niñas tras la separación de los padres y madres es la “pérdida” de uno de los progenitores. Bien por ausencia, bien porque la relación, sobre todo en los aspectos emocionales (amor, comprensión, cariño, apoyo...), se “enfríe”, se estropea o se convierte en una relación de baja calidad.


-Los conflictos constantes e intensos de los padres y las madres, cuando son visibles para los hijos e hijas. Aquí se incluyen tanto las disputas por temas pendientes anteriores a la separación, los concernientes a temas patrimoniales y económicos, y aquellos directamente relacionados con la divergencia de criterios y estilos educativos para con los hijos e hijas.


-Los mensajes negativos de uno de los progenitores contra el otro, y escuchados por los hijos e hijas. Aquí se incluyen los comentarios degradantes, despectivos, los insultos, las descalificaciones, las críticas. Todo aquello que “manche” la imagen del padre o de la madre a los ojos de los hijos e hijas.


-La pérdida de relaciones importantes para los hijos e hijas (abuelos, tíos, primos, amigos...) y los excesivos cambios de lugares habituales (cambios de centro educativo, actividades extraescolares, deportivas, etcétera).


-Impedir con comportamientos o comentarios que el niño o la niña sea feliz en la casa de uno de los progenitores o, en caso de ser feliz, imposibilitar que pueda contarlo con naturalidad y seguridad.


-Influir en la situación emocional del niño o la niña , tanto por sobreprotección como haciéndole partícipe y buscando su comprensión de los sentimientos y emociones negativas de uno de los progenitores por ejemplo comentarle sentimientos de tristeza, miedo, rabia; provocar lástima en el hijo o en la hija, transmitir euforia por la separación, utilizar el “chantaje emocional” para que los hijos e hijas manifiesten querer vivir con uno de los progenitores y trasladar actitudes victimistas traspasando la responsabilidad de la separación al excónyuge.


-En caso de que uno de los progenitores forme una nueva pareja, todas las acciones y comentarios destinados a “sustituir” la familia de los niños y niñas, como, por ejemplo, intentar que los niños y niñas llamen papá o mamá a la nueva pareja, o hacer comparaciones de la pareja actual con la anterior. En definitiva, intentar manipular el pensamiento, las emociones o el comportamiento de los niños y niñas por motivos relacionados con la separación de pareja, buscando con ello perjudicar al ex cónyuge.


Revisión bibliográfica realizada por:
Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Fuente: Laucirica N., Villar G., Abal M., . (2002). Guía para padres y madres en situación de separación y/o divorcio, Cómo actuar con los hijos e hijas. 2017, de Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz Sitio web: https://www.vitoria-gasteiz.org/wb021/http/contenidosEstaticos/adjuntos/es/58/00/5800.pdf



Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

Md. Michelle Ocampo Terreros a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores