CUIDADO DIURNO: NIÑOS CRIADOS FUERA DEL HOGAR


En la actualidad se ha incrementado el número de madres de familia que debido a la situación económica, a la búsqueda de la independencia o simplemente a la satisfacción personal que le aporta una carrera profesional, se ven obligadas a dejar a sus hijos en cuidado de centros infantiles o a cargo de un familiar cercano. El cuidado de los niños pequeños fuera de la casa ha sido un tema de gran controversia e interés para los padres de familia, por lo cual se ha puesto en critica sus beneficios y sus desventajas.


Algunos psicólogos están explorando que elementos contribuyen a hacer del cuidado diurno algo positivo para el desarrollo de los niños, uno de los factores que parece ser más importante es la facilidad y los servicios que ofrece, si el centro está bien administrado, limpio, atractivo, con actividades debidamente programadas, cuenta con bastante personal (no más de 3 o 4 niños por cada asistente), hay grandes probabilidades de que el niño se desarrolle tan bien en el centro como en su hogar con la madre. Ahora se sabe que, en algunos aspectos una buena atención diurna puede hasta ser mejor para el niño que permanecer en casa, estos centros suelen tener programas de estimulación temprana que se ha comprobado que es muy beneficioso para el desarrollo de niño. Además se ha comprobado que los niños que pasan tiempo en centros de desarrollo son a veces más sociables con otros compañeros y ante los extraños se portan con mayor naturalidad que los que han sido criando en ambientes más aislados, además tienen a ser más independientes y con mayor tendencia a autoafirmarse.


Un estudio del NICHD sobre cuidado de la niñez temprana y desarrollo juvenil encontró que lo niños que asistían a guarderías de alto nivel antes del jardín de infantes presentaban un desempeño mejor en las tareas de vocabulario en el quinto grado que los niños que asistían a guarderías de nivel bajo. La mejor competencia en áreas como el vocabulario puede elevar la autoestima educacional de un niño y aumentar sus oportunidades de ser exitoso en el futuro.


Otro beneficio que se ha encontrado en los centros de desarrollo es el desarrollo de la habilidad de conciencia social. Los niños que pasan tiempo en una guardería podrían tener más conciencia social que los que no lo hacen. K. Alison Clarke-Stewart, profesora del Psychology and Social Behavior Department de la Universidad de Yale, menciona en “Advances in early education and day care” (1981) y “Children’s environments quarterly” (1986) que los niños en edad preescolar que concurren a guardería eran también más capaces de entender los sentimientos de otros que los niños que no asistían a la guardería.


Es normal que como madre se tenga mucho miedo y hasta sentimientos de culpa, por tener que separarse del niño, pero se debe tener presente que el amor y cuidado de padres están siempre presentes.


Revisión bibliográfica realizada por:

Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Fuente: Miller Ch., Efectos psicológicos en niños que van a guardería, 2015


Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

Dr Jhonny Ruiz a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores