HEMORROIDES


Se define como hemorroides a las dilataciones venosas presentes en el canal anal que pueden inflamarse o extenderse, son catalogadas como formaciones normales en el organismo y cuando no dan sintomatología no requieren tratamiento.

Las hemorroides tienen una función específica en cuanto a los mecanismos de continencia. En aproximadamente el 80% de los casos de hemorroides el tratamiento de la enfermedad es netamente médico; en el caso de presentar trombosis hemorroidales externas, hemorroides de segundo grado, hemorroides de tercer grado con prolapso mucoso y componente externo, hemorroides de cuarto grado con escaso componente externo y prolapso mucoso el tratamiento de elección será principalmente quirúrgico.

Aproximadamente el cincuenta por ciento de las personas mayores de 40 años presentan algún grado de enfermedad hemorroidal, sin embargo no se ha observado que a medida que progresa la edad aumente el porcentaje de personas con esta patología. En la infancia y adolescencia es muy rara la aparición de esta patología. La incidencia no difiere significativamente en varones y mujeres.

No se conoce con exactitud las causas sin embargo se han reconocido los factores de riesgo que posiblemente son: el bajo consumo de fibras, alteraciones anatómicas y funcionales que causen dificultad o incapacidad para realizar la deposición, embarazo, la hipertensión portal, edad, la herencia, el estreñimiento, diarreas a repetición, el estar de pie o sentado por mucho tiempo.

Se los clasifica en: Externas, si estas se sitúan por debajo de la línea dentada; Internas, si estas se sitúan por encima de la línea pectínea, las que a su vez de acuerdo al grado de prolapso se clasifican en: Grado I: Sobresalen únicamente a la luz del canal anal. Grado II: Sobresalen durante la defecación por fuera del canal anal, pero se reducen espontáneamente. Grado III: Sobresalen durante la defecación por fuera del canal anal, pero requieren de maniobras manuales para su reducción. Grado IV: Permanecen prolapsadas por fuera del canal anal y son irreductible; Mixtas: son aquellas que reúnen clínica y anatómicamente elementos de los dos grupos: externos e internos.

El cuadro clínico se caracteriza por: sangrado rojo rutilante, indoloro, que se produce al finalizar el acto de defecación, prolapso o aumento de volumen esto produce una sensación de cuerpo extraño dentro del canal anal, con sensación de tenesmo y en múltiples oportunidades se asocia a masa que protruye por el ano al terminar la defecación. Secreción, prurito, el dolor no es frecuente y casi siempre está asociado a complicaciones como trombosis hemorroidal, fisura anal, abscesos perianales, papilitis o carcinomas anales o rectales.

El diagnostico es principalmente clínico, basado en la historia clínica, factores de riesgo, evaluación física, se debe realizar una rectosigmoidoscopia, con el fin de descartar patologías asociadas.

Jessica Jaramillo

Medicina General

REFERENCIAS:

• Abarca Aguilar Francisco et al, Consenso de Hemorroides, Revista Mexicana de Coloproctología Vol. 16, Nos. 1 a 3 Enero-Diciembre 2010 pp 4-14, Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/proctologia/c-2010/c101-3a.pdf

• A.Luis Hidalgo, Anopexia mucosa circular en el tratamiento de las hemorroides y del prolapso mucoso rectal: complicaciones y resultados, Cirugía Española, Volume 76, Issue 2, 2004, Pages 78-83,Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0009739X04723647


Escrito por: Dra. Jessica Jaramillo

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Claudia Vanessa Gavilanez Morales a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores