CONSTIPACIÓN EN PEDIATRÍA


Constipación en niños

La constipación es causa frecuente de consulta en pediatría general y del especialista gastrenterólogo. Cada vez más frecuentemente los malos hábitos alimentarios, el consumo escaso de fibra dietaria y trastornos psicológicos ocasionados por el ambiente en que se desarrolla el niño: estrés intrafamiliar y en el colegio, son la causa de dicho incremento. Nuevas terapéuticas se han incorporado con éxito relativo porque crear nuevos hábitos requiere tiempo prolongado y por la poca adhesividad al tratamiento, por parte del niño y sus familiares o cuidadores.

Se entiende por constipación al retardo o la incapacidad en la defecación, por un período de más de dos semanas. Para el diagnóstico debe considerarse, la frecuencia, el tamaño y consistencia de las heces o su facilidad para evacuar, ya que la presencia de deposiciones duras, o bien blanda pero de difícil evacuación

Las condiciones que se requieren para la producción de evacuaciones normales incluyen: volumen adecuado de material fecal que estimule la actividad propulsiva del colon y recto, normalidad de la anatomía anorrectal y de la función motriz del colon y recto, correcto funcionamiento del reflejo rectoanal y adecuada participación voluntaria.

Manifestaciones clinicas: Según los criterios de Roma III se considera que un paciente sufre estreñimiento cuando en más del 25% de las deposiciones, presenta dos o más de los siguientes síntomas: precisa de un esfuerzo excesivo, presenta heces duras o caprinas, no logra una sensación confortable de desocupación rectal, tiene sensación de obstrucción en el área anorrectal, utiliza maniobras manuales para facilitar la expulsión o evacúa menos de tres veces por semana.

Diagnostico: Con una buena anamnesis y un minucioso examen físico se puede hacer el diagnóstico sin necesidad de ninguna prueba complementaria. Si sospechamos la existencia de una causa orgánica se podria realizar examenes complementarios.

Tratamiento: La constipación se logra mediante el hábito dietético y la defecaciónregular, que puede ir acompañado de laxantes para lograr unas deposiciones completas todos los días. Las medidas dietéticas pueden por sí solas conseguir resultados satisfactorios.

La fibra la vamos a encontrar en numerosos alimentos que pueden ser utilizados en niños por debajo del año de edad, tales como papillas de frutas, verduras y cereales. A los padres de los niños mayores hay que insistirles sobre la necesidad de que les den alimentos ricos en fibras, tales como cereales integrales, frutas, verduras y legumbres, sin olvidar que deben tomar abundantes líquidos

En la mayoría de los niños la defecación diaria es mantenida por la administración de laxantes. Estos deben ser usados de acuerdo a la edad, peso corporal y gravedad del estreñimiento. Las dosis se irán ajustando para inducir de 1 a 2 deposiciones al día, que sean lo suficientemente blandas para asegurar un completo vaciamiento, así como para prevenir la fuga de heces y el dolor. Una vez que se ha conseguido la dosis adecuada, el tratamiento debe continuar durante un tiempo aproximado de 3 meses, con el fin de que el colon recupere su tono normal.




Escrito por: Dra Alexandra Vicente Rodríguez

¿Cómo se siente hoy?

Md. Arely Berenice Gomez Narváez a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores