DIARREA EN NIÑOS. REHIDRATACIÓN EN CASA ES EL PLAN A.


¿Qué puedo hacer si mi hijo presenta diarrea? Es una de las preguntas que con mayor frecuencia se hacen padres y representantes cuando el más pequeño de la casa se encuentra atravesando por un cuadro de diarrea. En el presente artículo se darán las pautas a seguir desde la casa y así mismo se indicará en qué punto debe ser oportuno acudir al servicio de emergencias.

Para empezar, se debe comentar que la diarrea es una de las afecciones más comunes y frecuentes durante la infancia, representa una de las principales causas de consulta al área de emergencia. En la mayoría de los casos, esta diarrea puede ser causada por infecciones de tipo viral (son las infecciones más frecuentes) y otras veces la causa de la misma puede relacionarse con algún alimento que el paciente ha ingerido (diarreas funcionales o transgresión dietética), en cualquiera de los casos el manejo debe ser similar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) plantea planes de rehidratación para el manejo adecuado y universal de la diarrea. Estos planes suelen agruparse en PLAN A, PLAN B y PLAN C, a efectos de este artículo, nos interesa el PLAN A, debido a que este es el único que se realiza desde la casa, quedando a cargo de los padres o representantes su administración, mientras que los PLANES B y C, se llevan a cabo en centros asistenciales por lo que su responsabilidad y vigilancia dependen directamente del personal de salud.

El PLAN A de rehidratación debe administrarse siempre y cuando el cuadro clínico del niño presente las siguientes características: Paciente se encuentra alerta, activo, mucosa y lengua permanecen húmedas, llanto con lágrimas y no referir sed, es decir, que el paciente no presente signos claros de deshidratación, pero que aun así se encuentre con diarrea o vómitos, lo cual representa la principal causa de preocupación en los padres. ¿Qué debemos hacer en estos casos? Aplicar el PLAN A de rehidratación en casa. Este plan consiste en administrar al paciente la siguiente cantidad de SUERO ORAL, después de cada evacuación líquida o vómito: En niños menores de 2 años podemos dar media taza (alrededor de 100ml) de suero luego de cada evacuación o vómito. Niños de 2 a 10 años dar una taza luego de cada evento. Por último, de 10 años en adelante dar la cantidad de líquido que desee.

Es importante mencionar, que además del plan de rehidratación planteado, se recomienda mantener lactancia materna (en caso de lactantes), no interrumpir alimentación habitual, si ingiere fórmulas administrarlas como de costumbre sin modificar dilución. Es importante dar más líquido de lo habitual, la OMS no recomienda el uso de bebidas embotelladas, azucarados, bebidas gaseosas, ni energéticas, ya que debido a su alta osmolaridad aumenta secreción intestinal y empeora la diarrea, se debe utilizar únicamente SUERO ORAL (PEDIALYTE, HIDRAPLUS, ORALYTE).

Importante llevar a un centro de salud al aparecer signos de deshidratación como decaimiento, lengua seca, llanto sin lágrimas, o sed abundante, además de esto si hay vómitos incoercibles (más de 4 en una hora) si las evacuaciones presentan sangre, si aparece fiebre o el gasto fecal (evacuaciones) se hacen tan frecuentes superando las 2 evacuaciones en 1 hora.


Escrito por: Dr. José Salazar

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Claudia Vanessa Gavilanez Morales a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores