NUTRICIÓN EN DISTENSIÓN ABDOMINAL O VIENTRE HINCHADO


La distensión abdominal puede producirse tanto en personas delgadas como obesas, presentando aumento de volumen, incomodidad, pesadez, dolor, irritabilidad, entre otros. En muchas ocasiones constituyen un síntoma de alguna patología o trastorno digestivo, sin embargo casi siempre unas modificaciones de hábitos dietéticos podrán acabar con dicho problema.


Causas de distensión abdominal más frecuentes:


* Problemas digestivos:


- Intolerancias alimentarias: ante una intolerancia a algún alimento (lactosa, gluten), la medida inmediata es eliminar temporalmente el componente rechazado e ir introduciéndolo paulatinamente hasta llegar al umbral de tolerancia.


- Dispepsia: digestión lenta en el vaciado gástrico, produciendo gases intestinales. No consumir comidas muy copiosas, evitando las grasas para que la digestión sea más rápida y se ocasionen menos aires; se debe hacer ingestas moderadas con cierta frecuencia, al igual que beber infusiones de manzanilla o menta para ayudar.


* Enfermedades intestinales:


- Enfermedad de Crohn, síndrome de intestino irritable: el diagnóstico precoz, junto con el seguimiento de las pautas dietéticas para cada fase del proceso, hará que los brotes agudos se sobrelleven con la menor sintomatología posible.


* Otras enfermedades:


- Retención de líquidos: se debe cuidar la enfermedad de base que está ocasionando la retención de líquidos; al igual que se recomienda reducir la sal en las comidas, aumentar la ingesta de agua, consumir alimentos diuréticos.


- Problemas dietéticos: tanto el exceso como la escases de fibra en la dieta es capaz de desencadenar una sintomatología similar, como la presencia de gases a nivel abdominal.


* Escases de fibra y distensión abdominal


Cuando no existe la cantidad de fibra suficiente se produce el estreñimiento,
por lo que la acumulación de heces que no son capaces de provocar la
distensión suficiente del intestino para que se produzcan los denominados
“movimientos en masa” que originan la defecación. Por lo que se debe
incrementar el consumo de fibra diaria de forma progresiva, ya que si se
realiza de manera brusca, se puede provocar una malabsorción y una
inflamación por el motivo contrario.


* Exceso de fibra y distención abdominal


Si la ingesta de fibra dietética es demasiado elevada, puede hacer que se
produzca una malabsorción de determinados componentes, produciendo una
diarrea que puede provocar hinchazón. Algunos tipos de oligosacáridos, como
la rafinosa y la estaquiosa, presentes en leguminosas, coles, etc., son muy
propensos a provocar gases, ya que colaboran en la producción de gases
intestinales. Por lo que se debe reducir la cantidad de fibra dietética o
repartirla a lo largo del día; un recurso muy utilizado es practicar cierta
actividad tras la ingesta de dichos alimentos para lograr una movilización del
intestino y expulsar los gases retenidos.


- Gases a nivel abdominal:
los gases presentes en el colon no están originados por la flora microbiana, sino que proceden de algunos malos hábitos; tomar gas a través de determinadas bebidas, masticar chicle o chupar caramelos, usar sorbetes, masticar con la boca abierta, hablar en exceso, hace que se ingiera gran cantidad de aire que puede provocar gases.


Alimentos que mejoran la distensión abdominal:


Cuanto más procesado está un producto mayor adición de sal, azúcar, grasa, etc. lleva y por tanto menos aconsejable es consumirlo si se quiere evitar la hinchazón abdominal. Los alimentos quemejoran la distensión abdominal son:


- Lácteos y derivados bajos en grasa, especialmente recomendados los probióticos; descartando posibles intolerancias a la lactosa.


- Verduras, hortalizas y frutas, dependiendo si existe mala tolerancia a la fibra o estreñimiento, consumir las verduras crudas y las frutas con cáscara.


- Leguminosas, siguiendo las pautas para mejorar la posible flatulencia.


- Cereales, serán integrales según la necesidad de consumir fibra, se debe descartar intolerancia al gluten.


- Carnes magras.


- Pescados blancos con poca grasa.


- Huevos en cantidad moderada.


- Grasas en cantidades moderada, de origen vegetal y frutos secos.


Lic. Thalía Phuma
Nutricionista



Escrito por: Nutricionista Thalía Phuma Ludeña

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Claudia Vanessa Gavilanez Morales a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores