PREVENCIÓN DE LA OBESIDAD INFANTIL


La alimentación saludable


Para prevenir la obesidad infantil es necesario que el niño conozca los alimentos que come y esté familiarizado con los hábitos alimentarios. En nuestro país, sin embargo, los niños comen cada vez menos fruta, verdura y papas, y más comida preparada, bollería industrial, grasas, etc. lo que hace que se disparen los datos de obesidad.


Una manera para frenarlo es dando a los niños almuerzos para el colegio y meriendas saludables, que incluyan opciones con fruta. Se les puede hacer participar en la cocina para que manipule los alimentos frescos y comience a forjar un hábito de vida saludable. También se les debe informar de los riesgos de una comida insana y la obesidad que conlleva.


Además, muchos niños no desayunan nada, lo que aumenta el riesgo de obesidad. Sumado el sedentarismo y un sueño deficiente.


Práctica diaria de ejercicio físico


Una vida físicamente activa repercute positivamente tanto a nivel físico, como psicológico. Los niños dedican cada vez menos tiempo libre a realizar ejercicio físico y más a ver la televisión. Hay que procurar reducir el tiempo que pasan delante de la televisión, ya que les lleva al sedentarismo y a consumir comida sin control y tendiendo a ser obesos.


Lic. Thalía Phuma
Nutricionista



Escrito por: Nutricionista Thalía Phuma

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Alexandra Beltrán a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores