BENEFICIOS DEL CONSUMO DE MIJO


El mijo es un cereal, que a pesar de no ser muy conocido, tiene múltiples propiedade beneficiosas, siendo una gran opción en personas que padecen alguna intolerancia a ciertos cereales que contienen glúten.


Respecto al consumo de mijo por parte de personas que padecen diabetes mellitus hay que hacer varias consideraciones, ya que por un lado podría ser un buen recurso debido al elevado contenido en fibra del mismo, sin embargo su índice glucémico es de 70, lo que resulta como un índice glucemico alto; de esta manera en personas con diabetes tienen mayores problemas para modular la cantidad de azúcar en sangre.


El mijo pertenece al grupo de cereales al igual que el sorgo, el trigo, el centeno, la avena o el maíz. 

Este grupo está situado en la base de la pirámide de la alimentación saludable, por lo que se debe consumir a diario. 


Por otro lado el mijo no posee purinas en su composición por lo que no existe la transformación de ácido úrico en el organismo, siendo así un alimento de consumo libre en personas que padecen hiperuricemia.


Respecto al valor calórico, aporta alrededor de 350 kcal por cada 100gr de producto, valores muy similares al del arroz o el maíz, siendo esta una cantidad que no se suele consumir en una ración.


Mientras que en la misma cantidad, presenta 11 gr de proteína y 4 gr de lípidos siendo un contenido bajo y resaltando que la mayor parte de la grasa que posee es insaturada por lo tanto una relación más beneficiosa a nivel cardiovascular, además no contiene colesterol por lo que es cardioprotector.


La mayor proporción del cereal corresponde a hidratos de carbono, siendo de 64 gr por 100 gr de producto, siendo un alimento con función energética a corto y medio plazo; formando su mayor parte de almidón y solo 8 gr son de azúcar. En cuanto al valor de fibra son aproximadamente 8 gr por cada 100 gr de producto, lo que le convierte en un cereal laxante, que ayuda al trabajo del intestino y ayuda de manera preventiva en personas con episodio vascular.


Los minerales que destacan en su composición son el potasio y el magnesio y también contiene ciertas cantidades de calcio, hierro y yodo. Mientras que respecto a las vitaminas, se encuentra en gran cantidad el ácido fólico, siendo un elemento protector del desarrollo neurológico, aunque también posee cantidades pequeñas de niacina, riboflavina y tiamina, siendo estas vitaminas del grupo B, que están relacionadas con la producción de energía en las células.


Lic. Thalía Phuma
Nutricionista


Escrito por: Nutricionista Thalía Phuma Ludeña

¿Cómo se siente hoy?

Md. Michelle Ocampo Terreros a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores