HIPERTENSIÓN PORTAL


La hipertensión portal se define como el aumento en el gradiente de presión portosistémica (diferencia de presiones entre vena porta y vena cava inferior) en cualquier segmento del sistema venoso portal.

Las causas principalmente son: por alteraciones prehepáticas (trombosis de la vena porta o la vena esplénica), alteraciones posthepáticas (síndrome de Budd-Chiari) o por causas intrahepáticas no-cirróticas (esquistosomiasis, síndrome de obstrucción sinusoidal), sin embargo la cirrosis hepática la causa más común de hipertensión portal.

En varios estudios de ha determinado que ante un gradiente de presión venoso hepático (GPVH) de 10mmHg o mayor, los pacientes que padecen esta patología presentan un curso clínico más agresivo como por ejemplo el desarrollo de várices esofágicas y gástricas, desarrollo de ascitis, hemorragia variceal, encefalopatía, desarrollo de carcinoma hepatocelular, que conlleva a la resección hepática; así se ha determinado que la hipertensión portal es la complicación que se asocia con mayor frecuencia a la enfermedad hepática crónica.

Para el diagnostico el método más comúnmente utilizado para medir la presión portal es mediante la determinación del gradiente de presión venoso hepático (GPVH), el cual está validado como el mejor predictor para el desarrollo de complicaciones de la hipertensión portal. Las principales indicaciones en las que se utiliza este método son: 1) para monitorizar la presión portal en pacientes que están tomando fármacos usados para prevenir la hemorragia variceal; 2) como un marcador pronóstico; y 3) en estudios que evalúan los agentes farmacológicos para el tratamiento de la hipertensión portal.

En varios estudios se ha planteado el beneficio del uso de betabloqueadores no selectivos (BBNS) al prevenir la formación de colaterales, estos fármacos reducen la cifra total de la presión portal un 15 a 20%, independientemente de la función hepática y la gravedad de la hipertensión portal o los parámetros hemodinámicos sistémicos. En la actualidad contamos con varias estrategias terapéuticas de acuerdo a la clínica y las patologías asociadas y etiológicas.

Dado que esta patología aparece principalmente por causas de daño hepático principalmente cirrosis, es importante como medidas de prevención evitar el consumo excesivo de alcohol, mantener hábitos saludables (dieta, ejercicio), así como también cuidar la salud sexual y reproductiva.

Resumen realizado por:

Jessica Jaramillo

Medicina General

REFERENCIAS:

• Diagnóstico y tratamiento de várices esofágicas en el adulto. Guía de Evidencias y Recomendaciones: Guía de Práctica Clínica. México, CENETEC; 2017.

• Bosch Jaume et al., Hipertensión portal: recomendaciones para su evaluación y tratamiento, Gastroenterol Hepatol 2012; 35:421-50-DOI: 10.1016/j.gastrohep.2012.02.009, Vol. 35. Núm. 6. Junio - Julio 2012

• Narváez-Rivera R.M. et al., Consenso Mexicano de Hipertensión Portal, Rev Gastroenterol Mex 2013;78:92-113 - Vol. 78 Núm.2 DOI: 10.1016/j.rgmx.2013.01.006


Escrito por: Dra. Jessica Jaramillo

¿Cómo se siente hoy?

Md. Michelle Ocampo Terreros a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores