EVOLUCIÓN COMPLICACIONES DE LA ANOREXIA Y BULIMIA


La evolución y consecuencias de padecer un trastorno de la conducta alimentaria dependerán en gran medida del tiempo transcurrido desde el inicio de la enfermedad y de la efectividad de los tratamientos recibidos. Se sabe que una detección temprana y la presencia de menos síntomas en el momento del diagnóstico predicen una buena evolución. No obstante, se estima que son necesarios, de media, entre 3 y 5 años para llegar a resolver un trastorno de la conducta alimentaria. Estudios a largo plazo (más de 5 años) señalan un porcentaje aproximado de remisiones del 60%, con un 25% de mejorías parciales y un 15% de cronicidad. La mortalidad se sitúa alrededor del 5-6% en seguimientos superiores a 5 años. Los fallecimientos son debidos a suicidio o inanición. El mayor riesgo se asocia a bajo peso inicial, mayor duración del trastorno, y consumo abusivo de alcohol.

Las complicaciones físicas más comunes que pueden ocurrir son:

• Función tiroidea afectada

• Disminución de la líbido

• Amenorrea y menor fertilidad

• Pérdida de calcio y disminución de la densidad ósea, fragilidad ósea (riesgo de fracturas por osteoporosis)

• Debilidad y adelgazamiento muscular incluido el corazón.

• Fatiga de la piel, pérdida de aceites esenciales provocando piel seca, cuarteada y decolorada, caída del cabello, uñas quebradizas

• Disminución saliva, aparición de caries y encías débiles con mayor riesgo infecciones Estómago e intestino:

• Reducción de secreción de enzimas intestinales, pérdida de tono muscular en intestino y estómago, vaciamiento gástrico e intestinal enlentecido con frecuentes episodios de dolor, estreñimiento y gases.

• Alteraciones en la sustancia blanca cerebral con signos de atrofia, déficits neuropsicológicos.

• Bradicardia (baja frecuencia cardiaca), hipotermia (con mayor sensibilidad al frío), tensión arterial baja, disminución de la frecuencia respiratoria.

• Pérdida de líquidos, minerales e iones como el potasio, provocando: deshidratación, fallo renal, debilidad muscular y arritmias cardiacas.

• Ansiedad, nerviosismo, hiperactividad, alteraciones del sueño, cambios de humor, con frecuencia, depresión, aislamiento social y a largo plazo riesgo de suicidio.).


Escrito por: Dr. José Salazar

¿Cómo se siente hoy?

Md. Paola López Pérez a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores