DERMATITIS DEL PAÑAL


DEFINICIÓN:

Se entiende por dermatitis del pañal, en sentido estricto, a la dermatitis irritativa que aparece en la zona cubierta por el pañal. Los bebés tienen una piel más delgada que la de los adultos, que produce menos secreciones y que es más susceptible a la irritación y a la infección, pero el punto crítico en el desarrollo de la dermatitis del pañal es la oclusión de la piel por el pañal. Si no se cambia el pañal con frecuencia, se produce sobrehidratación y maceración en el estrato córneo, que hace a la piel más sensible a la fricción, alterando la función barrera y permitiendo la exposición de las capas más inferiores de la epidermis a los irritantes. Las enzimas digestivas de las heces pueden jugar también un papel en el desarrollo de la dermatitis del pañal, junto con la sobrehidratación y el pH alcalino, que incrementan la actividad de estas enzimas.

Epidemiología:

La dermatitis del pañal es un trastorno que ocurre en más del 35% de los niños, sin diferencias de género o raza, como consecuencia generalmente de un mal cuidado de la piel de esa zona y, más excepcionalmente, por enfermedades que alteran de forma importante la función barrera de la piel.

ETIOLOGÍA:

La humedad, el calor, la oclusión y el roce parecen ser los factores causantes de esta afección. Estas condiciones se ven favorecidas por la presencia continua del pañal que mantiene al niño «seco por fuera pero mojado por dentro». Además, el contacto directo de la orina o de las heces con la piel puede provocar cambios de su pH, debilitando la barrera de protección natural y favoreciendo la aparición de dermatitis. El uso continuado de jabones agresivos y los cuadros de gastroenteritis con heces líquidas, ácidas y con moco son también circunstancias en las que los niños con pañal fácilmente pueden presentar dermatitis.

CLINICA:

La dermatitis del pañal se inicia con un enrojecimiento de predominio en las zonas de mayor roce —en las que se mantienen unas condiciones apropiadas de humedad, calor y oclusión—, que va aumentando en intensidad y extensión y puede llegar incluso a sangrar, siendo muy doloroso y molesto para el niño. Se manifiesta con picor y escozor de intensidad variable, en función del grado de afectación

TRATAMIENTO:

Para el tratamiento de este tipo de dermatitis es necesario valorar las lesiones que se han producido para determinar el mejor tratamiento del mismo.

Además de cumplir lo recomendado sobre prevención, se deben potenciar las siguientes medidas: 


Escrito por: Dra. Liseth Hernández

¿Cómo se siente hoy?

Dra Alexandra Vicente a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores