URETRITIS GONOCOCICA


La uretritis gonocócica (UG) es uno de los síndromes más comunes relacionados con la transmisión sexual. La gonorrea está catalogada dentro del grupo de infecciones de transmisión sexual más frecuente y su incidencia continúa incrementándose.

Hay diversos factores por los cuales se desconoce la real incidencia de esta patología; en primer lugar, el estigma social que representan estas infecciones dado que muchos pacientes no acuden a consultar a un médico, y en segundo, la automedicación, por lo que la cifra de casos puede ser más del doble de lo reportado en las estadísticas oficiales.

Las mucosas de los órganos genitales constituyen la principal vía de entrada de la Bacteria Neisseria gonorrhoeae causante de la enfermedad. Este es un microorganismo que no sobrevive por mucho tiempo fuera de su hospedero, el ser humano, y sólo se transmite de persona a persona por contacto directo con uretra y del cérvix, así como la mucosa de garganta y recto. La manifestación más común de gonorrea es la uretritis, pero en mujeres es frecuente que ocasione cervicitis, a su vez puede llevar al desarrollo de enfermedad pélvica inflamatoria, mientras que en los hombres puede producir estenosis uretral, epididimitis y prostatitis aguda o crónica.

Los síntomas generalmente son: síndrome miccional, exudado uretral purulento, dispareunia, inflamación del meato. La secreción uretral es más cuantiosa y purulenta, por lo general, la mayoría de los síntomas son más graves en los varones. La UG tiene un período de incubación de 2 a 7, a diferencia de la Uretritis no gonocócica que suele estar entorno a los 15 días. La secreción uretral puede obtenerse por goteo espontáneo o bien, si es escasa, por extrusión de la uretra; en otras ocasiones hay que recurrir a la extracción de una muestra con torunda de alginato cálcico que se introduce en la uretra unos 2 a 3 cm. En la mujer hay que realizar una triple toma: exudado endocervical, rectal y uretral3.

También los recién nacidos, hijos de mujeres con gonorrea, pueden desarrollar una infección conjuntival en los ojos. El tratamiento debe ser manejado estrictamente por un médico, para de esta manera no contribuir con el fenómeno de resistencia microbiana a varios fármacos disponibles en la actualidad a nivel mundial, siendo esto mayor en países en que no existe una regulación adecuada para el uso de antimicrobianos.


Jessica Jaramillo

Medicina General

REFERENCIAS:

• Hernando Martín y T. Gómez Gascón, Uretritis URGENCIAS EN ATENCIÓN PRIMARIA C. Disponible en:

http://www.jano.es/ficheros/sumarios/1/62/1429/50/1v62n1429a13030909pdf001.pdf

• Ricardo Figueroa-Damián, Uretritis gonocócica, Perinatología y Reproducción Humana, Artículo de revisión Volumen 27, Número 2 pp 113-122, Disponible en: http://www.medigraphic.com/pdfs/inper/ip-2013/ip132g.pdf


Escrito por: Dra. Jessica Jaramillo

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Alexandra Beltran Ortega a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores