Síndrome del Intestino Irritable


Síndrome del intestino irritable


¿Qué es?


El síndrome del intestino irritable, antiguamente llamado colon espástico, colon nervioso o colon irritable,? es un grupo de síntomas digestivos, que incluyen dolor o molestias abdominales, acompañados de una modificación en la frecuencia o en la consistencia de las deposiciones, en ausencia de una causa identificable

Causas


Las razones por las que se presenta el SII no son claras. Se puede presentar después de una infección intestinal bacteriana o por parásitos (yardiasis). Esto se denomina SII posinfeccioso. Igualmente, puede haber otros desencadenantes, incluso el estrés.

El intestino está conectado al cerebro usando señales hormonales y nerviosas que van y vienen entre el intestino y el cerebro. Estas afectan el funcionamiento intestinal y los síntomas. Los nervios pueden volverse más activos durante momentos de estrés, lo que puede provocar que los intestinos sean más sensibles y se compriman o se contraigan más.

Este síndrome se puede presentar a cualquier edad, pero a menudo comienza en la adolescencia o a principios de la vida adulta y es dos veces más común en las mujeres que en los hombres.

Es menos probable que se desarrolle en adultos mayores sobre los 50 años.


Síntomas


Los síntomas difieren de una persona a otra y fluctúan de leves a graves. La mayoría de las personas tiene síntomas leves. Se dice que una persona tiene este síndrome cuando los síntomas han estado presentes por al menos 3 días al mes durante un período de 3 meses o más.

Los síntomas principales incluyen:

Dolor abdominal

Gases

Llenura

Distensión

Cambios en los hábitos intestinales, puede ser diarrea (SII-D) o estreñimiento (SII-E)

El dolor y otros síntomas con frecuencia se reducirán o desaparecerán después de una deposición. Los síntomas pueden empeorar si cambia la frecuencia de sus deposiciones.

Las personas con este síndrome pueden alternar entre estreñimiento y diarrea o, en su mayor parte, tener una u otra afección.

Si usted tiene este síndrome con diarrea, tendrá heces sueltas y acuosas frecuentes. Puede experimentar una necesidad urgente de tener una deposición, lo cual puede ser difícil de controlar.

Si usted tiene este síndrome con estreñimiento, tendrá dificultad para defecar, al igual que deposiciones menos frecuentes. Es posible que necesite hacer fuerza con una deposición y que tenga cólicos. A menudo, se elimina solo una pequeña cantidad de materia fecal o no se elimina nada.

Los síntomas pueden empeorar durante unas semanas o un mes y luego disminuyen durante algún tiempo. En otros casos, los síntomas están presentes la mayor parte del tiempo.

Usted también puede presentar inapetencia si tiene este síndrome. Sin embargo, la presencia de sangre en las heces y la pérdida involuntaria de peso no son parte del SII.


Pruebas y exámenes


No hay un examen para diagnosticar el SII. La mayoría de las veces, el proveedor de atención médica puede diagnosticarlo con base en sus síntomas.

Se pueden hacer los siguientes exámenes para descartar otros problemas:

Exámenes de sangre para ver si usted tiene celiaquía o un hemograma bajo (anemia).

Coprocultivos para ver si hay una infección.

Su proveedor puede recomendar una colonoscopia. Durante este examen, se introduce una sonda flexible por el ano para examinar el colon. Usted puede necesitar este examen si:

Los síntomas empezaron posteriormente en la vida (después de la edad de 50 años).

Tiene síntomas como pérdida de peso o heces con sangre.

Los resultados de sus exámenes de sangre son anormales (por ejemplo, un hemograma con niveles bajos).

Otros trastornos que pueden causar síntomas similares incluyen:

Celiaquía

Cáncer de colon (el cáncer rara vez causa síntomas típicos de SII, a menos que también se presenten síntomas como pérdida de peso, sangre en las heces o exámenes de sangre anormales)

Enfermedad de Crohn o colitis ulcerativa


tratamiento


El primer paso y más importante, es asegurarse de que los síntomas no obedecen en realidad a una dolencia orgánica, que se pueda confundir con un trastorno funcional, para evitar consultas, exámenes o terapias psicológicas innecesarias y el consumo desorbitado de fármacos, que pueden presentar efectos secundarios adversos.

El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas.

Los cambios en el estilo de vida pueden ser útiles en algunos casos de síndrome del intestino irritable. Por ejemplo, el ejercicio regular y el mejoramiento en los hábitos de sueño pueden reducir la ansiedad y ayudar a aliviar los síntomas intestinales.

Los cambios en la alimentación pueden ser útiles. Sin embargo, no hay una dieta específica puede recomendarse para este síndrome porque la afección difiere de una persona a otra.

Los siguientes cambios pueden ayudar:

Evitar alimentos y bebidas que estimulen los intestinos (como la cafeína, el té o las bebidas de cola).

Comer porciones más pequeñas.

Incrementar la fibra en la alimentación (esto puede aliviar el estreñimiento o la diarrea, pero empeora la distensión).




Escrito por: Dr Miguel Guerra

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Belinda Anguiano Collazo a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores