Onicomicosis


Onicomicosis


Definición


Las infecciones por hongos en las uñas son muy frecuentes. En casi todos los casos la infección se localiza en las uñas de los pies. Se estima que la sufren entre un 5 a 15 % de la población, según los diferentes estudios que existen.


Infección por hongos


¿Qué segmentos de la población tienen más riesgo de sufrir los hongos en las uñas?


Ancianos, diabéticos, enfermedades de la piel como la psoriasis, enfermos con defensas bajas (inmunodeficiencias), o que estén en contacto frecuente con duchas o vestuarios comunes, o que usen sus manos para trabajos en contacto con el agua (lavar platos, por ejemplo).

La colonización se puede producir por varios tipos de hongos; los más frecuentes, los denominados dermatofitos (la afectación de la uña por ellos) que son hongos especializados en colonizar la estructura de la piel humana, y que causan habitualmente las localizaciones en otras zonas, por ej. entre los dedos de los pies.

También pueden colonizarse por levaduras y mohos no dermatifitos. Dado que según que hongo sea, el tratamiento será diferente, es necesario recoger siempre una muestra para proceder al estudio microbiológico de la misma y poner un tratamiento adecuado para el tipo de hongo de que se trate.


Dermatofitos


La infección más común, la infección causada por los dermatofitos, produce un cuadro clínico apenas sintomático y que va progresando poco a poco.

La uña se va colonizando progresivamente y va adquiriendo una forma muy característica; se va volviendo opaca y blanquecina/amarillenta, como engrosada y quebradiza. Si el proceso se deja prosperar, puede acabar desprendiéndose.No produce dolor.

En algunos casos la clínica es mucho más leve, dando únicamente unas manchas blancas en las uñas, pero sin progresar las lesiones.

Se presenta en personas con higiene deficiente de las uñas o del calzado, o usuarios de instalaciones con humedad constante y donde se camina descalza (vestuarios, piscinas…), que son dos características que favorecen su transmisión.

Las lesiones por levaduras se suelen localizar en las manos, y al contrario de las de los pies, producen inflamación y dolor, con enrojecimiento de la zona adyacente a la uña, y si se presiona, dolor añadido.

Suele presentarse en profesiones que mantienen constantemente las manos en el agua sin protección.

Cuando se observa un cuadro de estas características, se debe realizar un diagnóstico diferencial con otros procesos que den clínica similar, como la psoriasis, el liquen plano, las afecciones de las uñas secundarias a traumatismos previos, y otras entidades.


Tratamiento


Aunque casi siempre el diagnóstico clínico es acertado, es conveniente realizar un cultivo de una muestra tomada de las uñas para confirmar la infección por hongos y determinar por cual de ellos es, ya que dependiendo de esto los tratamientos serán con diferentes compuestos y diferente duración.

Es importante tener en cuenta para el tratamiento si el paciente es sano o, por el contrario, padece enfermedades que le predispongan a este tipo de infecciones, como diabetes, inmunodeficiencias (por ej. infección por VIH), y que tipo de circunstancias pueden estar favoreciendo la infección; contacto constante con agua (estancia frecuente en piscinas y vestuarios húmedos), trabajo con las manos en humedad, exposición a traumatismos frecuentes.

En el tratamiento utilizaremos medicaciones específicas contra los hongos.Si la afectación es leve, se puede comenzar con tratamientos tópicos, en forma de cremas aplicadas localmente.


Escrito por: Dr Miguel Guerra

¿Cómo se siente hoy?

Dr. Pedro Gomez Proaño a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores