ANEMIA


ANEMIA

La deficiencia de hierro es la causa más frecuente de anemia en el niño, observándose en mayor medida en edad preescolar, especialmente entre los 6 y 24 meses de edad. Presentan anemia 16% de los menores de 5 años, 35% de los niños de 6-24 meses de edad y 20% de mujeres en edad fértil. Esta prevalencia varía en las distintas regiones, alcanzando valores considerablemente mayores en las de peores condiciones socioeconómicas.

CONCEPTO: Hablamos de anemia cuando existe una disminución de la masa eritrocitaria y de la concentración de hemoglobina (Hb) circulantes en el organismo por debajo de unos límites considerados normales para un sujeto, teniendo en cuenta factores como edad, sexo, condiciones medioambientales (por ejemplo la altitud) y estado fisiológico (neonatalidad, infancia, pubertad, embarazo, ancianidad, etc.). En la práctica hablamos de anemia (criterios OMS)(World Health Organization, 1968) en caso de:

Hb <13 g/dl en varón adulto.

Hb <12 g/dl en mujer adulta.

Hb <11 g/dl en la mujer embarazada en el primer y tercer trimestre y menos de 10,5 g/dl en el segundo trimestre.

Un descenso brusco o gradual de 2 g/dl o más de la cifra de Hb habitual de un paciente, incluso aunque se mantenga dentro de los límites normales para su edad y sexo.

CAUSAS: El estado nutricional de hierro de una persona depende del balance determinado por la interacción entre contenido en la dieta, biodisponibilidad, pérdidas y requerimientos por crecimiento.  Existen períodos de la vida en que este balance es negativo y el organismo debe recurrir al hierro de depósito para sostener una eritropoyesis adecuada. Durante esos períodos, una dieta con insuficiente cantidad o baja biodisponibilidad de hierro agrava el riesgo de desarrollar una anemia ferropénica. Dichos períodos son fundamentalmente tres:

a. Primer año de vida: Los requerimientos por crecimiento son máximos, mientras que la ingesta es relativamente pobre.

b. Adolescencia:

• Varones: Los requerimientos por crecimiento son elevados y la dieta puede no aportar hierro suficiente.

• Mujeres: A los elevados requerimientos por crecimiento se agregan las pérdidas menstruales. Como agravante, la dieta, por motivos socioculturales, suele ser marcadamente deficiente en hierro.

c. Embarazo: Los requerimientos son elevados, desde 1 mg/kg/día al comienzo a 6 mg/kg/ día en el tercer trimestre.

DIAGNOSTICO: En pacientes con factores de riesgo o sospecha clínica de anemia por deficiencia de hierro se recomienda solicitar los siguientes exámenes de laboratorio : Biometría hemática completa:Hemoglobina y hematócrito (disminuidos), Volumen corpuscular medio (disminuido), Hemoglobina corpuscular media (normal o disminuida), Amplitud de la distribución eritrocitaria (aumentado), Recuento de plaquetas (normales o aumentadas), Recuento de leucocitos (normales), Reticulocitos (normales) y  Frotis de sangre periférica:

TRATAMIENTO: 

1. El tratamiento de la anemia por deficiencia de hierro debe dirigirse de manera esencial al manejo de la causa que la originó.

2. El tratamiento específico de la deficiencia de hierro es ofrecer al paciente suplementos con hierro.

3. No se recomienda prescribir preparados que contengan ácido fólico, vitamina B12 o algún otro compuesto vitamínico adicionado al hierro.

4. Es recomendable ofrecer siempre que sea posible la administración de sulfato ferroso por vía oral, la dosis con base al hierro elemental con base al hierro elemental con base al hierro elemental es :

• Niños : 3 a 6 mg/kg/día dividido en una o tres dosis

• Adultos : 180 mg/día dividido en tres dosis

5. Idealmente los pacientes no deben recibir suplemento de hierro dentro de las dos primeras horas después de haber ingerido alimentos o antiácidos; se sugiere tomarlo de 15 a 30 minutos antes de los alimentos y no acompañarlo con lácteos.

6. El tiempo de prescripción del hierro es variable: una vez obtenido el valor normal de hemoglobina y hematocrito debe continuarse con su administración, a igual dosis, durante un tiempo similar al que fue necesario para alcanzar la normalización de la hemoglobina.

7. La decisión de ofrecer hierro por vía parenteral deberá tomarla el hematólogo, ésta vía de administración se recomienda en los siguientes casos :

• Intolerancia digestiva grave al hierro oral

• Patologia digestiva que contraindique la vía oral

• Cuando se prevee que el tratamiento oral será insuficiente o inadecuado 


MD. ALEXANDRA VICENTE

MEDICO GENERAL


Escrito por: Dra Alexandra Vicente Rodríguez

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Alexandra Beltran Ortega a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores