Preservativo, prevención de embarazo y transmisión de ITS


El preservativo masculino es un tipo de anticonceptivos de barrera único con efecto protector contra el contagio por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) a través de la actividad sexual y tiene la mayor eficacia anticonceptiva entre los métodos de barrera, transmisión de ITS (Infección de transmisión sexual) y prevención de embarazo no planificado.

Funcionan formando una barrera que impide que los espermatozoides entren en la vagina, evitando así el embarazo. También impiden que las infecciones en el semen, en el pene, o en la vagina infecten a la pareja

El condón masculino es una funda o cubierta delgada que se coloca en el pene erecto antes de la penetración vaginal. La mayoría de los condones están hechos de un látex delgado y existen en diferentes tamaños, grosores, formas, colores, sabores y texturas. Generalmente están revestidos con un lubricante y algunos con espermicida (nonoxinol-). Sin embargo existen otros tipos de condones sin látex, elaborados con poliuretano o elastómeros sintéticos. Siendo alternativa a aquellas personas o parejas que tienen alergia

El condón masculino ofrece una mayor protección contra las ITS que se transmiten por secreciones, como gonorrea, clamidia y tricomonas; y una menor protección contra las ITS que producen ulceración genital, como el chancroide, el herpes simple (VHS), el virus papiloma humano (VPH) y la sífilis

La eficacia depende del usuario, el riesgo de embarazo o de infección de transmisión sexual (ITS) es mayor cuando no se utilizan los condones en cada acto sexual. Son muy pocos los casos de embarazos o infecciones que ocurren por el uso incorrecto del condón, o porque se salga o se rompa. La protección contra embarazos tal como se utilizan comúnmente, es de 15 embarazos por 100 mujeres cuyas parejas usan condones masculinos durante el primer año.

El condón reduce significativamente el riesgo de infectarse con VIH y otras ITS cuando se usan correctamente, con cada acto sexual. Cuando se usan correcta y sistemáticamente, los condones evitan entre el 80% y el 95% de la transmisión del VIH que hubiera ocurrido sin ellos

Las probabilidades de que una persona expuesta a VIH se infecte varían considerablemente. Estas probabilidades dependen de la etapa de la infección por VIH de la pareja (etapas temprana y tardía son más infectantes); persona expuesta presenta otras ITS (mayor susceptibilidad), circuncisión del hombre (no circuncidados mayor riesgo), mujeres embarazadas

Además protegen contra transmisión de ITS por sexo anal, a través de esta práctica el riesgo de infección es 5 veces mayor con sexo anal receptivo sin protección que con sexo vaginal receptivo sin protección. Utilizar el condón de látex durante el sexo anal, un lubricante con base hidrófila o silicona es esencial para ayudar a que el condón no se rompa.

Los principales efectos colaterales son: dolor durante la penetración por falta de lubricación durante el coito con condón. Disminución de la sensibilidad. En algunos casos puede interferir con la erección.


Dr Nicolas Blanco B

Medico General


Escrito por: Dr. Pedro Gomez

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Alexandra Beltran Ortega a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores