PREECLAMPSIA


La preeclampsia está incluida dentro de las enfermedades por trastornos hipertensivos propios del embarazo y puerperio, se caracteriza por su alta morbilidad y mortalidad materna y perinatal. Esta enfermedad puede afectar a todos los órganos de la madre; aparece generalmente después de las 20 semanas de gestación, especialmente en el tercer trimestre, si esta aparece antes de la semana 32 la definiremos como preeclampsia de inicio temprano; también suele aparecer en puerperio y es muy raro que aparezca antes de las 20 semanas de gestación.

Esta enfermedad posee un origen multisistémico, relacionado básicamente con un desarrollo anormal de la placenta sumado a ello la interacción de múltiples factores que llevan a daño endotelial.

A nivel mundial, cada año los trastornos hipertensivos en general durante el embarazo representan aproximadamente alrededor de 50 000 muertes maternas y 900 000 perinatales, a su vez constituyen una predisposición en la madre a presentar complicaciones cardiovasculares en el futuro, afectando también la salud de los hijos que podrían padecer hipertensión arterial en edades tempranas, así como síndrome metabólico.

No se ha podido determinar con exactitud la presencia de preeclampsia en el embarazo, sin embargo se conocen factores que aumentan el riesgo de presentar esta enfermedad: primera gesta, antecedente de preeclampsia en gestas previas, antecedente de enfermedad hipertensiva o renal crónica, edad mayor a 40 años, embarazo múltiple, diabetes, lupus, trombofilia, obesidad, fertilidad in vitro.

Usualmente es de brusca de presentación, por lo cual es importante controlar la tensión arterial ya que este a su vez constituye un elemento diagnóstico y pronóstico muy importante, por su relación directa con la morbilidad y mortalidad tanto materna como perinatal, otro elemento diagnostico es la proteinuria, se mantuvo como condición indispensable en la confirmación de la preeclampsia, a pesar de su comienzo tardío. Estos elementos han influido en la comunidad médica a la hora de identificar la enfermedad con el fin de realizar un adecuado diagnostico y tomar las medidas del caso, con el fin de evitar morbimortalidad tanto materna como neonatal.

La sintomatología generalmente se caracteriza por: edema en cara o miembros superiores o inferiores, dolor de cabeza que no alivia, alteraciones de la visión, dolor en abdomen superior o en hombro, nausea y vomito en el tercer trimestre de embarazo, ganancia inadecuada de peso durante el embarazo, disnea. En caso de presentar alguno de los siguientes síntomas debe acudir de inmediato a su médico; por otro lado es importante si usted está en estado de gestación, acudir a todos los controles indicados por el médico, con el fin de valorar el estado de embarazo y la tensión arterial a fin de detectar anormalidades en la misma de forma oportuna. El tratamiento dependiendo de la situación de la paciente y de presencia de signos de gravedad, será ambulatorio o requerirá manejo intrahospitalario.

Jessica Jaramillo

Medicina General

REFERENCIAS:

• Nápoles Méndez, Danilo. (2016). Nuevas interpretaciones en la clasificación y el diagnóstico de la preeclampsia. MEDISAN, 20(4), 516-529. Recuperado en 08 de septiembre de 2017, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1029-30192016000400013&lng=es&tlng=es.


Escrito por: Dra. Jessica Jaramillo

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Claudia Vanessa Gavilanez Morales a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores