DISPAREUNIA (DOLOR SEXUAL FEMENINO)


DEFINICIÓN:

Es el dolor genital recurrente o persistente asociado al coito. Aunque generalmente el dolor se produce durante la penetración, puede aparecer antes o después del coito. Puede ser referido en los genitales externos y/o internos (orificio vaginal, clítoris, labios mayores o menores, o toda la pelvis), puede sentirse como un dolor punzante, con sensación de ardor, picazón, quemazón, “como una herida”, hasta agudo e intolerable. Es considerada una disfunción sexual y su origen puede ser orgánico o psicológico. Se excluyen el dolor ocasional y las molestias leves y pasajeras.

ETIOLOGÍA:

En cuanto al origen de la dispareunia seguiremos el criterio de su localización por la paciente, tal y como se ha hecho anteriormente.

• Dispareunia superficial: En algunas ocasiones, el himen puede ser obstáculo para el coito, sobre todo cuando es demasiado rígido, tabicado o septo. La bartolinitis o el quiste de la glándula de Bartholino pueden provocar dispareunia; la primera como enfermedad inflamatoria que es y el segundo porque, aunque es indoloro en condiciones de reposo, su sensibilidad aumenta en condiciones de estimulación sexual.

• Dispareunia vaginal El paradigma de este tipo de problemas es la falta de lubricación vaginal, que pueden tener distintos orígenes pero que el más frecuente sería por la consecuencia de una alteración en la excitación. Esta falta de lubricación también puede ser consecuencia de un problema orgánico, como la xerodermatosis o el efecto de determinadas medicaciones. La vaginitis atrófica, presente en mujeres de edad avanzada, es un factor coadyuvante en la dispareunia;

• Dispareunia profunda: Casi siempre el origen de este dolor hay que buscarlo en una enfermedad orgánica. La cervicitis y en general la enfermedad inflamatoria pélvica pueden ocasionar dolor por la inflamación de la estructuras pélvicas, especialmente por el estiramiento de los ligamentos o la elevación del cérvix durante el coito. En ocasiones, el dolor persiste tras la curación del proceso inflamatorio por acortamiento de los ligamentos parametriales. La endometriosis es otra causa frecuente de dispareunia, sobre todo cuando los focos de la enfermedad se localizan en los uterosacros o en los anejos o cuando produce una retroflexión uterina fija

DIAGNÓSTICO:

En el estudio de la dispareunia es esencial que se preste atención a determinados puntos de la exploración que podrán dar el diagnóstico de la situación. En la inspección se puede encontrar en la vulva zonas de enrojecimiento, cambios de pigmentación, así como zonas de especial sensibilidad al tacto o a la torunda humedecida en el vestíbulo.

La exploración clínica se ha de acompañar de una analítica de sangre, orina con urocultivo, ecografía o laparoscopia, si la duda en las otras exploraciones y las molestias de la paciente así lo justifican.

TRATAMIENTO:

Para darle tratamiento a este tipo de patología es necesario encontrar el trastorno de base, como se ha nombrado en varias ocasiones, una de las causas más comunes es por trastornos psicológicos, entonces en este tipo de casos se necesitara ayuda psicológica de la mano con ayuda sintomática.

Resumen realizado por:

Liseth Hernández

Médico General

Fuente:

Becerra-Alfonso YA. Trastornos del dolor sexual femenino: una revisión de su definición, etiología y prevalencia. MÉD UIS. 2015;28(3):267-72.

Sánchez-Hernández, J. Paulín-Badillo, J. Rebollo-Ramírez, M. Islas-Díaz, G. Rivera-Tapia, J. Detección de dispareunia asociada a infección cervicovaginal. Rev Mex Patol Clin, Vol. 58, Núm. 4, pp 201-203 • Octubre - Diciembre, 2011


Escrito por: Dra. Liseth Hernández Imbacuan

¿Cómo se siente hoy?

Md. Michelle Ocampo Terreros a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores