Vulvovaginitis por tricomonas


La vulvovaginitis por tricomonas (VT) está causada por Trichomonas vaginalis, un protozoo móvil flagelado que se contagia fundamentalmente por transmisión sexual. Los seres humanos son el único huésped natural. Infecta principalmente el epitelio escamoso del tracto urogenital, la vagina, la uretra y las glándulas parauretrales. Otras localizaciones menos comunes incluyen el cuello del útero, la vejiga, las glándulas de Bartolino y la próstata.

Entre el 10-50% de las mujeres infectadas están asintomáticas, aunque muchas acabarán presentando síntomas con el tiempo. El periodo de portador puede persistir por espacios prolongados de tiempo (al menos tres meses), por lo que a menudo no es posible determinar el momento y origen exactos de la infección

Los síntomas son presencia de flujo abundante, espumoso, maloliente y amarillo-verdoso, que cursa con prurito, dispareunia y disuria. Estos síntomas empeoran con la menstruación. Puede haber hemorragia postcoital o intermenstrual. En la exploración, son característicos el "cérvix de fresa" (hemorragias puntiformes en el cérvix) y el eritema vaginal.

En el varón la infección es asintomática en más de tres cuartas partes de los casos con resolución espontánea a los 10 días. Sin embargo, la infección no tratada puede persistir durante meses.

Una toma del exudado del fondo de saco vaginal y cuello uterino en la mujer, y/o uretra en el hombre, diluida en suero fisiológico sobre un porta permite la visualización microscópica en fresco de tricomonas (en movimiento cuando tiene flagelo, o inmóvil el no flagelado) y de leucocitos en un 70% de los casos.

En las tricomoniasis, el pH determinado mediante tiras reactivas es mayor de 4,5.

Está indicado tratar a todas las mujeres y a todos los hombres, tanto sintomáticos como asintomáticos, ya que reduce la prevalencia de T. vaginalis.

El tratamiento de elección se realiza con 2 g vía oral en monodosis de metronidazol o tinidazol. El metronidazol es más eficaz y económico que el tinidazol, aunque ambos han sido aprobados por la FDA. El tratamiento local con metronidazol gel se desaconseja por ser menos eficaz (<50%) que la vía oral, Los pacientes deben evitar consumir alcohol hasta 24 horas después del tratamiento con metronidazol y hasta 72 horas después del tratamiento con tinidazol

Es innecesario realizar seguimiento si después del tratamiento se encuentra asintomática. Debe recomendarse siempre el tratamiento de la pareja/s, además de instruir al paciente en la abstención de relaciones sexuales mientras no finalice el tratamiento y hasta que ambos estén asintomáticos. Tratar a las parejas sexuales simultáneamente puede aumentar las tasas de curación


Dr Nicolas Blanco B

Medico General 


Escrito por: Dr. Pedro Gomez

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Carolina Haro a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores