Hemorriodes


Las hemorroides son consideradas la patología proctológica más frecuente y es uno de los trastornos más prevalentes de la población en general. Además, son consideradas una de la causa más común de rectorragia en atención primaria.

Su prevalencia, en general, es difícil de precisar, pues existen pacientes que por padecer síntomas leves, o bien por pudor, no consultan esta patología. Recientes estudios sugieren un aumento en los últimos años, y teniendo en cuenta la edad de la población estudiada, la prevalencia oscilaría entre el 4% y el 86%.

En la actualidad, el concepto de hemorroides como varicosidades venosas se considera erróneo, pues están constituidas por arteriolas y venas con comunicaciones arteriovenosas, tejido conectivo y músculo liso. El plexo hemorroidal se sitúa a nivel del canal anal y su función no está claramente definida, pero parece estar en relación con el sellado del canal anal para mantener la continencia durante los períodos no defecatorios. Existen diferentes factores, algunos de ellos todavía hoy sin determinar, que provocan que dichas estructuras se inflamen y prolapsen a través del ano, o bien se erosionen provocando sangrado.

El 40% de la población con hemorroides permanece asintomática. Los síntomas más frecuentes son la rectorragia, el dolor y el prurito.

La causa puede ser diferente en cada paciente y pueden coexistir múltiples factores:

Dieta (menos fibra), Herencia. Estreñimiento, esfuerzos al defecar. Diarrea.

Factores anatómico-fisiológicos (mecánica postural). Alteraciones del tono esfinteriano.

Embarazo. Cirrosis hepática. Trombosis de la vena porta.

Las ocupaciones sedentarias, los esfuerzos durante el trabajo o el deporte, el mantenerse de pie por tiempo prolongado, y ciertos hábitos alimentarios (la mayor parte de los casos de estreñimiento son debidos a dieta pobre en fibra), son causas implicadas en la formación de hemorroides.

Con frecuencia también existen antecedentes familiares que sugieren una predisposición hereditaria.

La trombosis de la vena porta y la cirrosis hepática, por su efecto de resistencia al retorno venoso, también favorecen la aparición de las hemorroides.

Estudios recientes, sugieren que además existen factores de riesgo que predispondrían a desarrollar hemorroides, como sería la edad, la obesidad, la obesidad abdominal, la depresión y el embarazo, siendo esta última la causa más frecuente en mujeres jóvenes 


Dr Nicolas Blanco B 

Medico General 


Escrito por: Dr. Pedro Gomez

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Alexandra Beltran Ortega a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores