DISPESIA


Se define como el conjunto de signos y sintomas originados en el tracto gastrointestinal superior: epigastralgia, ardor de estómago, hinchazón después de comer, saciedad precoz o náusea y vómitos.

Los síntomas dispépticos pueden tener diversas causas orgánicas como: reflujo gastroesofágico, cáncer de esófago, cáncer gástrico, enfermedad ulcerosa péptica y duodenitis erosiva.

diversos factores que se han relacionado con la dispepsia funcional:

la infección por Helicobacter pylori puede producir síntomas de dispepsia, aunque algunos pacientes refieren mejorar tras la erradicación, Tabaco y antiinflamatorios no esteroideos, el alcohol y café, se asociaron a dispepsia

Una analítica básica puede ser útil para sospechar o descartar anemia, patología hepatobiliar o pancreática.

Atención especial merecen estos síntomas o signos de alarma a la hora de diseñar las estrategias diagnósticas:

Pérdida de peso significativa no intencionada.Vómitos persistentes.Disfagia.Sangrado digestivo (hematemesis o melenas).Anemia ferropénica.Cirugía gástrica previa.Presencia de masa abdominal palpable.

Ante cualquiera de esos síntomas debe realizarse una endoscopia digestiva. También se valorará como prueba preferente en personas mayores de 55 años o cuando haya antecedentes familiares de una neoplasia de tracto gastrointestinal superior.

Si el paciente está tomando un antiinflamatorio no esteroideo, podría suspenderse, añadir un IBP y reevaluar a las 3-4 semanas.

En pacientes sin síntomas de alarma, menores de 55 años y sin antecedentes familiares de una neoplasia de tracto gastrointestinal superior, puede hacerse un test para Helicobacter pylori, tratar si es positivo y reevaluar en 4-6 semanas. Si no se aprecia mejora, indicar endoscopia.

En caso de dispepsia orgánica el tratamiento debe ser causal. En caso de dispepsia funcional considerar:

Dieta: aconsejable evitar café y alcohol, dejar de fumar y evitar alimentos que causen molestias o empeoren los síntomas.

Infección por Helicobacter pylori: en pacientes sin síntomas de alarma, menores de 55 años y sin antecedentes familiares de cáncer de vías digestivas altas, la mayoría de sociedades aconsejan testar y tratar Helicobacter pylori.

Antisecretores (antiH2 e IBP): algunas guías recomiendan su uso en pacientes de bajo riesgo sin síntomas de alarma durante 4 semanas como tratamiento de prueba cuando no haya síntomas de reflujo gastroesofágico ni toma de AINEs o en la dispepsia funcional diagnosticada tras descartar una patología orgánica con una endoscopia alta

Si tras esas semanas los síntomas mejoran pueden retirarse los IBP y en caso de recaída ajustar a la mínima dosis eficaz para controlar los síntomas y valorar la autogestión de la medicación según síntomas.


Escrito por: Dr. Pedro Gomez

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Alexandra Beltran Ortega a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores