DISPEPSIA


Se define como dispepsia al conjunto de molestias localizadas en el tracto gastrointestinal superior. Se clasifica a la Dispepsia en funcional cuando se presenta sin causa aparente y Dispepsia orgánica cuando está causada por un daño orgánico.

El cuadro clínico se caracteriza por presencia de: dolor y ardor localizado en epigastrio, pesadez posprandial, sensación de distensión o abombamiento, acidez, náuseas, vómito, saciedad temprana, indigestión, sensación de reflujo, eructos, siendo estos síntomas intermitentes.

Los principales factores de riesgo: uso de medicamentos que producen lesiones en la mucosa gástrica, como por ejemplo la aspirina o los antiinflamatorios, consumo excesivo de alcohol, la ingesta de alimentos picantes, o muy grasientos, e ingerir grandes cantidades de comida en poco tiempo, el tabaquismo, los alimentos con mucha fibra o consumir demasiada cafeína. Es posible, también, que la causa se deba a problemas psicológicos, tales como el estrés, la ansiedad o la depresión.

A la dispepsia funcional se la ha subclasificado como: síndrome de distrés posprandial (SDP) cuando los síntomas son inducidos por la ingesta, y síndrome de dolor epigástrico (SDE).

El diagnostico es principalmente clínico basado en la historia clínica del paciente y los factores de riesgo, como hábitos que permita determinar si se la dispepsia es funcional u orgánica; el tratamiento inicial en el caso de la dispepsia funcional dependiendo de la situación del paciente y en ausencia de signos de alarma será generalmente manejado en el nivel primario de salud (cambios en el estilo de vida del paciente: dieta y ejercicio) y farmacológico; con controles subsecuentes con el fin de evaluar la necesidad de referencia un nivel superior de atención medica. En el caso de dispepsia orgánica es importante tratar la causa de la enfermedad.

En las personas que padecen esta enfermedad la calidad de vida es considerablemente reducida, especialmente en aquellos con dispepsia funcional. Se considera de vital importancia en atención primaria ya que la mayoría de ellos no busca atención médica inicial, ya que generalmente toman la decisión de consultar al médico si presentan severidad de los síntomas, miedo a padecer una enfermedad seria de base, factores psicológicos y falta de un soporte psicosocial adecuado. Dado que afecta la calidad de vida del paciente es importante iniciar un estudio diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado de esta enfermedad, además cabe recalcar que esta enfermedad representa un alto costo económico a nivel familiar como estatal.

Jessica Jaramillo

Medicina General

REFERENCIAS:

• Pineda Luis Fernando et al, Guía de práctica clínica para el diagnóstico y tratamiento de la dispepsia en adultos, Rev Col Gastroenterol / 30 Supl 1 2015; Disponible en: http://www.scielo.org.co/pdf/rcg/v30s1/v30s1a03.pdf

• Moayyedi Paul M. et al, ACG and CAG Clinical Guideline: Management of Dyspepsia, Am J Gastroenterol advance online publication, 20 June 2017; doi: 10.1038/ajg.2017.154


Escrito por: Dra. Jessica Jaramillo

¿Cómo se siente hoy?

Dra. Alexandra Beltrán a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores