SINDROME DE COLON IRRITABLE


SÍNDROME DE COLON IRRITABLE


* CONCEPTO: El Síndrome de Intestino Irritable (SII) es un trastorno funcional digestivo, crónico, recidivante, que se caracteriza por la presencia de malestar o dolor abdominal, que se alivia con la defecación y que frecuentemente se asocia a cambio en la frecuencia y/o consistencia de las deposiciones.

*MANIFESTACIONES CLINICAS: Los pacientes con SII pueden consultar por un amplio espectro de síntomas,gastrointestinales o extraintestinales, pero el complejo sindrómico de dolor abdominal, alteración del hábito intestinal y distensión abdominal continúa siendo la piedra angular del diagnóstico, a pesar de su poca especificidad.

Dolor abdominal: puede ser generalizado o localizado y habitualmente se encuentra en el hemiabdomen inferior. Es de evolución crónica, pero se puede presentar también bajo la forma de una “crisis aguda”, simulando un abdomen agudo, hecho de ocurrencia relativamente común en adolescentes y adultos, jóvenes, especialmente en situaciones de estrés o inestabilidad emocional.

Los pacientes con SII generalmente refieren alivio del dolor abdominal, después de la defecación. También son pacientes con trastorno crónico del hábito intestinal alternando episodios de diarrea y constipación, y los síntomas están fuertemente relacionados con estrés. Tienen frecuentemente dificultades relacionadas con la evacuación de las deposiciones, como ser urgencia, pujo y sensación de evacuación incompleta.

Otros síntomas gastrointestinales característicos son: meteorismo, distención, y presencia de moco en las deposiciones. Síntomas extracolónicos: pirosis, dispepsia, náuseas y vómitos. Al examen físico ocasionalmente es posible palpar el colon espástico y sensible.

*CRITERIOS ROMA III: Los criterios de Roma constituyen un esfuerzo internacional para caracterizar, clasificar y categorizar los trastornos funcionales gastrointestinales, tienen utilidad en la clínica y en investigación. Los criterios de Roma I en el diagnóstico del SII, tienen una sensibilidad del 65%, una especificidad del 100% y un valor predictivo del 98 al 100%.

Los criterios son: Dolor o molestia* abdominal recurrente, al menos 3 días por mes en los últimos 3 meses, asociado a dos o más de los siguientes:

1.- El dolor o la molestia mejoran con la defecación.

2.- Inicio de los síntomas asociado a un cambio en la frecuencia de las deposiciones.

3.- Inicio de los síntomas asociado a un cambio en la consistencia de las deposiciones.

* TRATAMIENTO: Es preciso proporcionar al paciente una información adecuada y comprensible sobre las características de su enfermedad, especialmente de su cronicidad y del pronóstico benigno de la misma.

- Medidas higiénico-dietéticas:Evitar temporalmente aquellos alimentos y bebidas que desencadenen o empeoren sus síntomas (tóxicos como el tabaco, estimulantes como el alcohol y el café, los que produzcan gases en exceso, etcétera). Aconsejar la realización de ejercicio físico adecuado a su edad y evitar el sedentarismo. Si predomina el estreñimiento habrá que aconsejar el aumento en la ingesta de fibra: frutas, verduras, cereales, ensaladas, etcétera. En este sentido, la dieta mediterránea puede ser un patrón de referencia.

Fármacos: Sólo cuando la intensidad de los síntomas así lo aconseje, se puede recurrir a la toma de medicamentos dirigidos a controlar el síntoma predominante y durante un periodo limitado de tiempo. Pueden ser inhibidores de los espasmos (espasmolíticos), estimulantes de la motilidad (procinéticos), antidiarreicos, laxantes, antidepresivos y ansiolíticos.

Otras: Técnicas como psicoterapia, la acupuntura o la hipnoterapia pueden ayudar a algunos pacientes a sobrellevar mejor los síntomas del colon irrititable.

* PREVENCIÓN: Una alimentación adecuada puede ayudar a prevenir futuros problemas de colon irritable. Se aconseja que las comidas sean pobres en grasas y ricas en proteínas y fibras (un buen ejemplo para cumplir estas recomendaciones sería seguir el patrón alimentario de la dieta mediterránea). Hay alimentos que además pueden provocar una mayor cantidad de gases como la col, las legumbres, los frutos secos o las bebidas alcohólicas, que estos pacientes deben evitar para paliar dolores o molestias.

El agua también puede ayudar a reducir la irritación si se bebe entre un litro y medio y dos litros al día, ya que además previene el estreñimiento y facilita el movimiento del bolo alimenticio. Se recomienda también intentar comer todos los días a la misma hora, así como regularizar las horas de deposiciones preferiblemente después del desayuno, según indica la Clínica de la Universidad de Navarra.


Escrito por: Dra Alexandra Vicente Rodríguez

¿Cómo se siente hoy?

Md. Michelle Ocampo Terreros a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores