RECOMENDACIONES A PACIENTES CON ESTEÑIMIENTO


Se habla de estreñimiento cuando existe una frecuencia de defecación menor de 3 veces a la semana, un aumento de la consistencia de las heces o un incremento de los esfuerzos defecatorios. El estreñimiento es un síntoma frecuente en la población, calculándose que el 20% de las personas lo padecen, sobre todo ancianos y mujeres.

¿Cómo debo alimentarme o qué medidas debo seguir si sufro de estreñimiento? Es una pregunta frecuente, por lo cual es válido revisar un poco el tema y dar una respuesta a la misma. En la mayor parte de los casos es útil el incremento de fibra en la dieta, a partir de cereales integrales, legumbres, verduras y frutas. De esta manera, la mayoría de los pacientes con formas leves o moderadas de estreñimiento mejorarán de forma notoria. La fibra es un componente de los alimentos de origen vegetal que debe formar parte de una dieta saludable. La fibra aporta numerosos beneficios a nuestro organismo, entre los que destaca el favorecer un tránsito intestinal adecuado, además del consumo de fibra es importante la ingesta de líquidos, llevar un estilo de vida con buena actividad física y la creación de un hábito evacuatorio adecuado.

A continuación damos unas recomendaciones para llevar una dieta adecuada en casos de estreñimiento: El incremento de la fibra en la dieta debe ser gradual para evitar flatulencia y molestias abdominales, puede sustituir los cereales refinados por cereales integrales como el pan integral, arroz integral, maíz dulce, centeno, avena, galletas o tostadas integrales. Tome legumbres con mayor frecuencia (al menos 3 veces por semana): garbanzos, lentejas, alubias secas, habas, guisantes, soja. Es preferible tomarlas cocidas y enteras, con su piel. Tome al menos 5 raciones de frutas y verduras cada día: Frutas (kiwi, pera, manzana, ciruelas, frambuesas, moras, etc.) preferiblemente crudas y con piel; frutas secas (ciruelas, dátiles, pasas, etc.); verduras (alcachofas, acelga, espinacas, espárragos, puerros, lechuga, hongos (champiñones, etc.). Es fundamental que beba abundante líquido para que la fibra contenida en la dieta se “hinche” y aumente el volumen del bolo fecal. Se aconseja, como parte de una dieta equilibrada, limitar el consumo de refrescos azucarados y bebidas alcohólicas. También puede incluir en su alimentación habitual bebidas lácteas que contengan lactobacilos.

Como medidas generales, es muy conveniente realizar paseos o algún tipo de actividad física moderada todos los días al menos durante 30 minutos y no posponer el momento de ir al baño cuando tenga ganas. Para finalizar es de gran relevancia intentar crear un hábito horario yendo al baño todos los días a la misma hora (por ejemplo, después de desayunar), aunque no sienta la necesidad.


Escrito por: Dr. José Salazar

¿Cómo se siente hoy?

Dra Alexandra Vicente a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores