Mal aliento (Halitosis)


La halitosis se define como el olor desagradable que procede del aliento de una persona. En el 80% de los casos, la halitosis se ocasiona en la boca y cavidad oral. Se relaciona con la descomposición de partículas de alimentos, células, sangre y algunos componentes de la saliva, que da lugar a la emisión de derivados sulfúricos volátiles y otros gases que provienen del aumento del número de bacterias anaerobias gram negativas.

Existen Factores que influyen en la calidad y cantidad de saliva, y pueden intervenir en su aparición

• Prótesis dentaria y ortodoncia.

• Disminución en cantidad de saliva (xerostomía, respiración nasal, fármacos, etc.).

• Tabaco, alcohol, marihuana.

• Ayuno y dietas hipocalóricas.

• Dietas ricas en grasa y proteínas.

• Alimentos (ajo, cebolla, etc.).

Puede clasificarse en:

Halitosis fisiológica: Es autolimitada, no impide al paciente llevar una vida normal y responde a la higiene oral habitual. Se produce por la disminución del flujo de saliva en la cavidad oral durante el sueño (halitosis transitoria o aliento matutino)

Halitosis patológica

1. Causas orales (80-90%):

o Enfermedad crónica periodontal y gingivitis: es la causa más frecuente

o Higiene oral deficiente

o Reconstrucciones dentales deterioradas, Absceso dentario y fístula oro-antral

o Estomatitis y glositis

o Enfermedades faríngeas víricas, bacterianas o fúngicas. Úlceras. Cáncer faríngeo

o Enfermedad parotídea primaria o secundaria a fármacos o enfermedades sistémicas

o Enfermedad amigdalar (3%)

2. Causas extraorales:

o ORL y respiratorias (5-8%): sinusitis, pólipos nasales, rinitis, tumores, cuerpo extraño, epiglotitis y anomalías cráneo-faciales. Enfermedades respiratorias infecciosas, bronquiectasias, carcinoma bronquial o presencia de cuerpo extraño

o Enfermedades digestivas (2%): divertículo de Zenker, reflujo gastroesofágico, acalasia, estómago de retención, hemorragia digestiva, infección por Helicobacter pylori, cáncer gástrico, síndrome de malabsorción o infección entérica y patología biliar

o Otras (1%): diabetes mellitus, insuficiencia renal y hepática, discrasias sanguíneas, enfermedades autoinmunes, trastornos bioquímicos (trimetilalaminuria), fiebre, deshidratación, déficit vitamínicos o de minerales, e intoxicaciones por plomo, mercurio, bismuto y arsénico. Fármacos anticolinérgicos, antineoplásicos, fenotiacidas, compuestos yodados, nitrato de amilo, dinitrato de isosorbide, antihipertensivos, antihistamínicos, ansiolíticos, antipsicóticos y antidepresivos

Pseudohalitosis: (halitofobia) o halitosis psicosomática. El paciente percibe mal olor en su aliento que los demás no detectan y no se puede objetivar con las pruebas diagnósticas.

Se debe objetivizar y realizar pruebas complementarias entre ellas:

1. Cromatografía gaseosa: Detecta de forma específica los compuestos volátiles de sulfuro. Sin embargo es operador dependiente, por lo que en la práctica no se emplea.

2. Monitor portátil de sulfuro (halimeter): analiza el contenido total de sulfuro en aire expirado. Es una prueba específica y reproducible, los equipos son portátiles y no es necesario personal experto para su interpretación.

La exploración física incluirá oler el aliento de la boca y de la nariz alternativamente con el fin de orientar su procedencia. El olor periodontal procede del área subgingival y del espacio interdental. Cuando la persona realiza una buena higiene oral y tiene dientes sanos, el olor suele provenir de la parte posterior de la lengua. Para confirmarlo se realiza el “test de la cuchara”, que consiste en realizar un raspado de la superficie dorsal de la zona posterior de la lengua y comparar el olor de la cucharilla con el de toda la boca. Para evaluar si el olor proviene de la dentadura se puede guardar en una bolsa durante algunos minutos, y luego oler el interior de la misma.

El tratamiento se basa en mantener una buena higiene y salud dental, utilizando el hilo dental diariamente y el cepillado con pasta fluorada al menos dos veces al día, incluyendo el dorso de la lengua y el paladar. Retirar y limpiar las dentaduras postizas y materiales protésicos una vez al día

Dr Nicolas Blanco B

Medico General 


Escrito por: Dr. Pedro Gomez

¿Cómo se siente hoy?

Md. Paola López Pérez a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2018 | Multidoctores